Nacional

null

Hemeroteca > 07/05/2009 > 

La autovía Madrid-Zaragoza estará más de un año en obras para remendar sus puntos negros

ROBERTO PÉREZZARAGOZA. La autovía Madrid-Zaragoza estará más de un año en obras para remendar sus puntos negros, reparar el asfalto y, en definitiva, hacer más seguro un precario trazado que se

Actualizado 07/05/2009 - 03:24:23
FABIÁN SIMÓN  Aspecto que presentaba ayer el tramo en obras a la altura de la Feria de Muestras de Zaragoza
FABIÁN SIMÓN Aspecto que presentaba ayer el tramo en obras a la altura de la Feria de Muestras de Zaragoza
ROBERTO PÉREZ
ZARAGOZA. La autovía Madrid-Zaragoza estará más de un año en obras para remendar sus puntos negros, reparar el asfalto y, en definitiva, hacer más seguro un precario trazado que se construyó hace veinte años aprovechando buena parte de la antigua carretera N-II. Curvas pronunciadas, pendientes prolongadas, firme irregular, peraltes inadecuados o cambios de rasante nada propios de una autovía forman parte de la lista de deficiencias que arrastra esta carretera desde que se construyó y que ha sido objeto de continuas quejas por parte de los usuarios.
Durante la etapa de gobierno del PP se habló de acometer una reforma en profundidad del trazado, aunque no llegó a hacerse. Ahora sí ha llegado esa reforma. No podrán resolverse todas las deficiencias, pero sí algunas de las más notables. Fomento se ha centrado en subsanar algunos de los puntos negros más significativos y en arreglar de forma general el estado del firme en todo el trazado.
En el año 2007 ya se acometieron reformas en el tramo de la A-2 comprendido entre Cetina y Ateca, en la provincia de Zaragoza. El tramo en obras -los trabajos se prolongaron durante meses- fue escenario de varios graves, algunos de ellos mortales. Durante ese tiempo, en ese tramo sólo podían estar habilitados dos carriles, uno para cada sentido de circulación.
Dos únicos carriles
Es lo mismo que ocurre desde hace unas semanas en varios kilómetros entre Calatayud y Zaragoza. Los arreglos en el asfalto y la corrección de algunos puntos del trazado han obligado a llevar toda la circulación por dos carriles en tramos de varios kilómetros. Así ocurre en estos momentos entre Morata de Jalón y La Almunia de Doña Godina, y lo mismo sucederá en otros puntos conforme se vayan extendiendo los trabajos.
Las obras que se están haciendo entre Calatayud y Alfajarín -el punto final de la autovía- son las que el Ministerio de Fomento adjudicó en noviembre de 2007 al grupo Ferrovial. Se contrataron las obras y también el mantenimiento de todo este trazado para 19 años, todo por un importe de 402 millones de euros.
Desde hace más de un año se están haciendo parcheos y nuevo asfaltado en todo este tramo. Se hace por partes y aún quedan un buen número de kilómetros por acondicionar.
Pero la parte más importante será la corrección de algunas curvas peligrosas y la construcción de nuevos tramos para eliminar puntos negros de la autovía. Uno de esos nuevos tramos se construirá a la altura de La Muela, donde en septiembre de 1999 se produjo una de las mayores tragedias que han dejado las carreteras españolas: murieron 28 personas y otras 25 resultaron heridas al volcar un autobús. Ocurrió en un tramo que luego se reformó pero, aún así, quedó con dos curvas muy pronunciadas, enlazadas en zig-zag, en pendiente de descenso y con una longitud total de más de un kilómetro. Otro de los puntos en el que se va a rectificar el trazado está en Morata de Jalón, también en un tramo en pendiente. Allí las máquinas ya llevan trabajando varias semanas.
Meses de obras en Zaragoza
Mientras tanto, siguen las obras a la altura de la Feria de Muestras de Zaragoza. Los trabajos comenzaron el año pasado, para ampliar la capacidad de la autovía en ese punto en el que ahora confluyen muchos más vehículos, al haber entrado en servicio en 2008 Plaza Imperial, una de las mayores superficies de grandes centros comerciales de Aragón.
Según informaron ayer a ABC fuentes oficiales, aunque el plazo de ejecución de todas las obras adjudicadas en noviembre de 2007 para el tramo de la A-2 entre Calatayud y Alfajarín debían estar terminadas en mayo de 2010, todo apunta a que la empresa adjudicataria va a solicitar una prórroga. Los proyectos de rectificación de trazado ya están listos y se irán ejecutando en los próximos meses. El primero en afrontarse ha sido el de Morata de Jalón. Son obras de envergadura que se prolongarán durante un buen número de meses, en los que la circulación por estos tramos de la A-2 se verá seriamente afectada, lo que obliga a extremar la precaución.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.