Domingos

ÚLTIMA HORA
La Policía registra la casa de Oleguer Pujol

Hemeroteca > 07/05/2007 > 

Talento Niños prodigiosos

Y tú, qué quieres ser de mayor?». «Misionero, astronauta y bandido». No es una mala respuesta a la tan manida pregunta que mil veces hemos oído siendo niños. Se la escuchamos hace unos días a un

Actualizado 06/05/2007 - 09:38:21
Y tú, qué quieres ser de mayor?». «Misionero, astronauta y bandido». No es una mala respuesta a la tan manida pregunta que mil veces hemos oído siendo niños. Se la escuchamos hace unos días a un chaval mientras nos dirigíamos, curiosamente, a entrevistar a uno de los protagonistas de este reportaje. Pero lo cierto es que pocas veces uno atina en sus vaticinios sobre el futuro profesional que le tiene preparado el destino. Algunas de las excepciones las protagonizan chicos y chicas como Carla Marrero, Carlos Boluda, Jaime Santos o Isabel «Prin' Lala», quienes desde muy pequeños han visto cómo por arte de birlibirloque, pero también con mucho trabajo y dedicación, sus aficiones se convierten en sus profesiones. La historia del deporte y del espectáculo estáplagada de ejemplos como ellos. Marisol, Rocío Dúrcal, Ana Belén, Nadal, Fernando Alonso o el mismo Maradona fueron también precoces y causaron admiración por su brillantez y desenvoltura.
Carlos Boluda, que acaba de cumplir 14 años, ha pasado en poco tiempo de jugar al tenis contra una pared de su urbanización a pelotear con Rafa Nadal. Y no tardará en batirse con el mallorquín en las tierras y hierbas del circuito tenístico. Recientemente este chaval de Alicante ha conquistado en Tarbes, Francia, su segundo campeonato del Mundo Sub14 y está considerado como el mejor de esta categoría. «Empecé a los 6 años -comenta- porque veía a mi padre jugar con sus amigos. A los siete ya comencé con Mariano Martínez, que sigue siendo mi entrenador en la actualidad.»
US Open
Carlos sueña con ganar el US Open, y es consciente de que, para llegar lejos, no debe dormirse en los laureles. «Sé que tengo que trabajar y ser humilde si quiero conseguir las metas que me he propuesto.»Rafa Nadal es un modelo a imitar para muchos tenistas y Carlos no es una excepción. Más de una vez les han comparado y él siempre ha contestado lo mismo. «La diferencia es que Rafa es una realidad y está en lo más alto y yo soy una promesa... Lo conocí en Tarbes 2006 y fue muy amable conmigo. Luego le he vuelto a ver alguna vez. Hace un par de semanas coincidimos en un acto de un "sponsor" mío, Adecco, pues Rafa apadrina el proyecto».
También, como Nadal, es hincha del Real Madrid. «Me gusta el deporte en general, practico a veces el pádel y juego al fútbol en el cole... Disfruto montando en kart, viendo películas en internet, escuchando música...».
Besito esquimal del Rey
Nuestra recomendación a Carlos Boluda es que escuche a Carla Marrero, otra de nuestras chicas prodigiosas. Nos recibe interpretando un fragmento de Bach en el estudio del garaje de la casa de sus padres. Es un momento emocionante y conmovedor. Arte en estado puro que sale del violín de una niña de once años. A los tres ya era capaz de dar pequeños recitales, a los cinco empezó a frecuentar escenarios importantes,a los ocho actuó en el Teatro Real ante Sus Majestades los Reyes. «Es uno de los conciertos que recuerdo con más cariño, aunque para mí todos son igual de importantes -reconoce-.Allí tuvo lugar una anécdota muy graciosa. Era víspera de Año Nuevo y, cuando me presentaron a los Reyes, Don Juan Carlos me dijo: "¿Sabes cómo se saludan los esquimales en Año Nuevo?". Yo me quedé un poco extrañada y él me dio un beso esquimal. Fue algo muy entrañable y simpático.» Ahora, a punto de cumplir los doce años, Carla tiene claro cuál será su futuro. «La música es mi pasión y espero que sea mi profesión. Tengo que aprender todavía muchas cosas, pero eso me sirve de estímulo».
Daniel Baremboim y Plácido Domingo son dos de los grandes maestros que desde hace tiempo se rindieron a su forma de hacer sonar el violín y que en cierto modo la han apadrinado. También han sido importantes en su carrera su padre, Gonzalo Marrero, ysu madre, Dunia Martínez, profesora de canto y piano; el ruso Serguei Fatkouline, su maestro de violín desde los cinco años; y Charles Birs, un «luthier» londinense que le proporcionó su actual instrumento, un amati italiano de 1703.Todas estas personas, y algunas más, protagonizan el puzzle fotográfico del interior de la funda de esta auténtica joya del siglo XVIII. En la parte exterior de la funda cuelga una «chiburashka» rusa de peluche. Su otra mascota es Nala, su perra. Mientras nos la presenta, nos cuenta que «siempre me he sentido una niña normal. Por el hecho de tocar bien un instrumento no voy a ser diferente... Aunque el ritmo de mis estudios no es el mismo que el de los otros chicos, me encantan todas las asignaturas, especialmente el Conocimiento del Medio y las Matemáticas. Es curioso, pero la música tiene mucho de matemáticas.»
De Bach a The Beatles
Su lista de autores favoritos de música clásica es muy larga. «Bach, Mozart, Smetana... Y de pop-rock me gustan Queen, The Beatles, Elvis Presley, Ray Charles... De los españoles me quedo con Alejandro Sanz».
Ahora le toca mover ficha a Jaime Santos. Este niño leonés de diez años lleva jugando al ajedrez desde los cinco y también ha causado admiración entre los grandes maestros a los que se ha enfrentado por su rapidez de movimientos y calidad. «Me da igual blancas que negras, las dos tienen su gracia. Del ajedrez me gusta todo, es divertido y me hace pensar», reconoce el actual Campeón de España Benjamín.
Recuerda con cierta emoción la cara de asombro con que se quedaron algunos campeones el día en que se midieron con él delante de un tablero. «Cuando empecé a jugar con algún Maestro Fide, al principio ellos se confiaban porque me veían muy pequeño, pero de repente se daban cuenta de que la partida se les complicaba y se quedaban extrañados... Alguno de ellos, a media partida, se levantaba y preguntaba al árbitro: "¿Oye, quién es este enano que juega increíble? Juega rapidísimo y las hace todas bien"».
Entre sus «víctimas» hay dos de gran renombre: Carlsen y Vallejo. «Sentí mucha alegría al ganarles... Victorias de este tipo te hacen coger mucha confianza en ti mismo... ¿Mi gran sueño? Pues seguir en esto. Kasparov y Nezhmetdinov son mis ídolos y ojalá algún día me comparen con ellos. Me encantaría ser Gran Maestro y poder jugar el Magistral de León o el Torneo de Linares.»
Reconoce, sin embargo, que en los estudios no marcha tan bien como debiera. «El ajedrez no me quita demasiado tiempo. Le dedico menos del que quisiera por los deberes. Hay días que minutos, otros media hora, otros nada... Lo que ocurre es que, con los estudios, he de renonocer que soy un poco vago. Eso sí, me gustan las Matemáticas y la Lengua.»
Psicodelia infantil
Isabel, de nueve años, es la más pequeña de las componentes del grupo Prin' Lala, una de las últimas sensaciones del pop español. Formado por tres chicas cordobesas -con su primo Fernando Vacas, el cantante del grupo Flow, como cerebro en la sombra- este conjunto de estilo inclasificable ha dejado boquiabierto a más de uno. Algunos han calificado su música como «psicodelia infantil», pero sus propuestas van más allá. «Lo que yo hago en el grupo es cantar y bailar. Tambiéntoco la caja de música y quiero tocar el saxofón.»
Como el resto de los chicos con los que hemos hablado, Isabel no se sienteespecial porque la acompañe cierta fama, «aunque las niñas de mi clase dicen que tenemos mucha suerte. Y también nos han dicho que nuestras canciones son muy bonitas.» Uno de los momentos más bellos que ha vivido en su aún corta carrera musical fue un concierto que dieron en Lisboa. «Es muy chulo cantar en un escenario para tu público... Ahora a lo mejor tocamos en Cabra, nuestro pueblo; la verdad es que nos haría mucha ilusión. Cuando cantamos en directo "La tristeza de un electrón", que es un tema que me gusta mucho, hay veces en que todo es muy mágico... Otro momento mágico me ocurrió durante la grabación del vídeo de "Naves que dan vueltas a un balón". De repente, me encontré una mariposa preciosa y al cabo de un rato la eché a volar.»
Volando van y volando vienen los sueños de estos niños prodigiosos: pistas de tenis repletas de público, aplausos en los grandes auditorios, partidas de ajedrez contra rivales fríos como el hielo, discos con sabor a caleidoscopio... El futuro dirá si se cumplen sus sueños o si se quedan en el aire. Pero lo cierto es que ya nadie puede llevarse estos días en que, con su magia infantil, han logrado asombrar al mundo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.