Deportes

Deportes

Hemeroteca > 06/01/2008 > 

El enigma Ilyasova

JAVIER HERNÁNDEZMADRID. Es posiblemente uno de los grandes enigmas de la que dicen es la mejor Liga de Europa. El pasado verano, en medio de la tormenta Navarro y su persistente marcha a la NBA, el

Actualizado 06/01/2008 - 02:55:26
EPA  El ala-pívot azulgrana entra a canasta en un partido de Euroliga
EPA El ala-pívot azulgrana entra a canasta en un partido de Euroliga
JAVIER HERNÁNDEZ
MADRID. Es posiblemente uno de los grandes enigmas de la que dicen es la mejor Liga de Europa. El pasado verano, en medio de la tormenta Navarro y su persistente marcha a la NBA, el club azulgrana se apresuró a hacer olvidar a su rutilante estrella. A golpe de talonario, el presidente apostó por un «pack» de jugadores, entre ellos el joven Ersan Ilyasova, espigado ala-pívot turco de veinte años y una de las promesas del básquet europeo, de los Bucks de Milwaukee. A razón de casi un millón de euros, sueldo que ni alcanza Juan Carlos Navarro con los Grizzlies, este joven de 2,08 de altura aterrizó en la Ciudad Condal con muy poco bagaje a sus espaldas pese a haber entrado en el draft de la NBA (2005, segunda ronda por los Bucks). Con apenas 18 años salió elegido con el número 36. Su juventud llevó a los dirigentes de Milwaukee, con los que había firmado por dos años, a foguearlo en la Liga de Desarrollo (la NBDL) con los Tulsa 66ers.
Al año siguiente debutó en la NBA, donde jugó una media de 14,7 minutos por partido, en los que logró 6,1 puntos y 2,9 rebotes. Su rastro anterior, ya en tierras turcas, es casi tan de expediente X como su rendimiento en lo que llevamos de temporada en ACB: 11 minutos, 4,5 puntos, 2,6 rebotes y una valoración de 1,1, peor inclusive que la del canterano Albert Moncasí (1,2), que apenas disputa 6 minutos en el equipo de Dusko Ivanovic. De hecho, para dirimir su nacionalidad tuvo que intervenir hace unos años la propia FIBA en una decisión salomónica sin precedentes. A un lado de la cuerda, la Federación turca y el Ulker de Estambul y, al otro, las autoridades de Uzbekistán. La historia se remonta a 2003 cuando un joven de 16 años asombró al grupo de ojeadores de toda Europa y Estados Unidos que acudió a ver el Europeo cadete de selecciones celebrado en Rivas (Madrid).
Turquía le había llevado con su equipo para que demostrara sus excelencias baloncestísticas: un tipo atlético, rápido para lo que se destila en el pivote, polivalente, capaz de jugar dentro y fuera, buen defensor... Demasiado completo para sus incipientes 16 años dijeron entonces. Tirando del hilo, un diario deportivo turco, «Fanatik», descubrió que en agosto de 2002 se denunció la desaparición en Tashkent, capital de Uzbekistán, de un joven nacido en 1984: Arsen Ilyasov.
Un mes después, en Eskesehir, 130 kms. al oeste de Ankara, Turquía, Semsettin Bulut inscribió en el registro civil a su hijo Ersan Ilyasova, aduciendo un despiste que duró quince años. Ersan, que logró así el pasaporte turco, tenía «nueva» fecha de nacimiento: 1987. Uzbekistán llevó el caso a la FIBA y ésta dictaminó que Ilyasova nació más allá del mar Caspio, pero en 1987, es decir, en «la fecha turca».
El Madrid, a por el liderato
Hoy Ilyasova seguirá luchando por su identidad, pero deportiva, pues el Barcelona recibe al líder, el Iurbentia Bilbao, en el cierre de la jornada. Justo una hora después de que el Real Madrid se mida (18,00 horas, La2) al Cajasol en Sevilla con la esperanza de recuperar el trono de la Liga.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.