Madrid

Hemeroteca > 05/04/2008 > 

Cuando el arte se une a la palabra

POR MABEL AMADOMADRID. No es un retratista al uso. Más bien se desenvuelve mejor en exteriores, con el paisaje y la arquitectura urbana como fondo. Sin embargo, hace tres años, Félix de la Concha

Actualizado 05/04/2008 - 09:27:49
No es un retratista al uso. Más bien se desenvuelve mejor en exteriores, con el paisaje y la arquitectura urbana como fondo. Sin embargo, hace tres años, Félix de la Concha comenzó un proyecto que hoy toma vida en las paredes del Espacio Dos del Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. «Retratos con conversación. Instalación del pintor Félix de la Concha» sorprenderá al visitante con una serie de cincuenta retratos de distintas personalidades del mundo de la cultura que el artista pintó en su estudio, en una sesión única de dos horas, en la primavera de 2005.
Ejecutados «alla prima»
Artistas, críticos de arte, galeristas, profesores, escritores, poetas, editores, periodistas... posaron para un proyecto que consistía en acompañar a cada retrato -ejecutado «alla prima», en una sola sesión- de la conversación grabada durante ese tiempo -más de 100 horas en total-.
El objetivo de esta muestra, como afirma el propio artista, es «acercarte al retrato y entrar en contacto con el retratado». Para ello, el visitante necesitará unos auriculares que recibirá a la entrada y con los que podrá escuchar las distendidas charlas que mantuvo De la Concha con sus «modelos».
Descubrirá entonces qué piensan sobre la pintura artistas como Luis Gordillo, Carlos Franco o Santiago Serrano; críticos e historiadores de arte como Francisco Calvo Serraller o Ángel Llorente; escritores como Medardo Fraile, Luis Mateo Díez, Almudena Grandes o Luis Alberto de Cuenca; periodistas como Jesús García Calero; actores como Conrado Sanmartín; arquitectos como Arturo Pardos; políticos como Narcís Serra...
Aunque se trata de una exposición de extrema sencillez -unos cuadros de pequeño formato colgados-, el director del Museo, Eduardo Alaminos, ve en ello su clave: «Una compleja dialéctica entre lo sencillo y lo complejo que nos invita a introducirnos en el taller del artista en el mismo momento de creación de su obra. Atrapados como «voyeurs» de sus obras, podemos escuchar lo que hablaba mientras pintaba sin retocar en dos horas».
Tecnología de Telefónica
Esta «magia» ha sido posible gracias al proyecto tecnológico patrocinado por Telefónica y desarrollado por Telefónica Soluciones. En unos casos, el visitante, con los auriculares puestos, podrá escuchar las conversaciones que desee con sólo situarse frente al retrato. En otros, podrá acceder a leerlas en diversos ordenadores situados en la sala.
Seguro que en el recorrido le llamará la atención unos lienzos en blanco situados en una de las paredes. Como avanzó el artista, forman parte de un diario visual que añadirá cada día un retrato más. Al final, a los cincuenta iniciales se le sumarán otros tantos más.
Su próxima serie, siguiendo este proyecto, ya está en desarrollo: los supervivientes del Holocausto. No en vano, como reconoce el artista, «nosotros somos la última generación que podremos tener contacto directo con estas personas...».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.