Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 05/03/2003 > 

Michael Jackson hace vudú a sus enemigos

Actualizado 05/03/2003 - 00:29:45
WASHINGTON. Irak, Irán, Corea del Norte y ... Michael Jackson. El autoproclamado «rey» del pop se está haciendo a marchas forzadas con un lugar de honor entre las siniestras filas del «eje del mal», rivalizando en atención pública con la perfidia de Sadam Husein. Para alimentar este insaciable, morboso y rentable apetito internacional, la revista norteamericana «Vanity Fair» sirve en su próximo número un nuevo y generoso banquete sobre las excentricidades de «Jacko». De acuerdo a estas comentadas revelaciones, el multimillonario artista, que hace años dejó de ser negro, es un ferviente practicante de la magia negra. Sobre todo como herramienta para eliminar enemigos sin necesidad de recurrir a la 101 División Aerotransportada. Hace tres años, Jackson contrató los servicios de un reputado brujo africano para formular maldiciones de vudú contra dos docenas de antagonistas. Esa lista negra, valga la expresión, se encontraba encabezada por dos leyendas de Hollywood: Steven Spielberg y David Geffen. A cambio de 150.000 dólares, el hechicero, conocido con el sofisticado nombre de Baba, sacrificó 42 vacas en Malí para llevar a acabo estos maleficios, aparentemente poco efectivos pese a toda la sangre vertida en la ritual ceremonia. Con anterioridad, Jakcson también habría contratado los servicios de otro «shaman» para un baño purificador con sangre proporcionada por ovejas, también degolladas especialmente para aquel peculiar chapuzón.

Entre las perlas adicionales sobre Michael Jackson, el «Vanity Fair» insiste en que el cantante utiliza habitualmente una prótesis nasal porque sus cartílagos naturales no han aguantado tanta operación estética. Sin esta prótesis, lo que queda de la nariz del artista parece recordar al rostro de una peliculera momia. En esta faceta superficial, Jackson es usuario habitual de una poderosa crema para emblanquecer su piel y no duda en utilizar a puerta cerrada términos derogatorios contra los afroamericanos. Con todo, el elemento más dañino de todo este repaso a la repugnante intimidad de Michael Jackson es la posibilidad de nuevas acusaciones de pederastia en relación con las docenas de «amiguitos especiales» que comparten dormitorio con el artista en su rancho de California. En 1995, una querella por abusos sexuales presentada por la familia de uno de estos muchachos fue archivada tras el pago de una millonaria compensación. Y según fiscales citados por «Vanity Fair», Jackson ha evitado nuevas acusaciones con dinero. En su espiral de rarezas, gastos desbocados y menos éxito, Michael Jackson se encuentra en una precaria situación financiera. Vendiendo cada vez menos discos, el niño prodigio transformado en ombligo de la cultura de masas habría acumulado deudas por valor de 240 millones de dólares. Aún así, el patrimonio que le queda parece confirmar la clásica definición de excentricidad: un cretino con dinero.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.