Gente

Hemeroteca > 04/11/2007 > 

María de Medeiros, melancólica

POR JULIO BRAVOFOTO: JAIME GARCÍAMADRID. «He cantado mucho en mi carrera», se apresura a decir María de Medeiros para alejar cualquier sombra de diletantismo en esta su primera incursión discográfica

Actualizado 04/11/2007 - 07:30:27
«He cantado mucho en mi carrera», se apresura a decir María de Medeiros para alejar cualquier sombra de diletantismo en esta su primera incursión discográfica, titulada «A little more blue» (Universal). «He cantado en el teatro y en el cine, en películas como «Airbag» o «The saddest music in the world»», añade la artista portuguesa.
«Blue», en el vocabulario musical, es un término asociado a las palabras tristeza o melancolía... Dos adjetivos que le cuadran al fado, la música más popular de Portugal, la tierra natal de María de Medeiros. Sin embargo, la actriz y cantante ha cruzado el Atlántico y ha elegido para este debut la música brasileña: Chico Buarque, Caetano Veloso, Vinicius de Moraes, Toquinho, Gilberto Gil... «Son las músicas de mi juventud -se justifica-. Son canciones que sirvieron como resistencia a la dictadura militar brasileña, canciones con unas letras intensas y una música sensual... La música brasileña no separa cerebro y cuerpo». Hace tiempo, añade, que «tenía ganas de hacer un concierto íntimo con este repertorio y ofrecer estas piezas al público de teatro».
¿Por qué bossa nova y no fados? «Me siento ajena al fado -explica-. Nací en Portugal, pero prácticamente toda mi infancia la pasé en Austria, rodeada de música clásica, porque mi padre era pianista y compositor. Durante toda esa época asistí a muchísimos conciertos, era la música que escuchaba en casa. Además, el fado tenía entonces una marcada connotación política; era la música del régimen, y aunque todos admirábamos a Amalia Rodrigues, no nos encontrábamos cómodos con el fado.
«A little more blue» toma el título de una canción que Caetano Veloso escribió, en inglés, durante su exilio en Londres. Es uno de los catorce temas que se pueden escuchar en el disco. «Hay también -sonríe mientras enciende sus acaramelados ojos- una conexión con el cine. Está una canción, «Joana Francesa», que Chico Buarque escribió para una película de Carlos Diegues, que protagonizaba Jeanne Moreau».
¿Tiene algo que ver la melancolía del disco con su estado de ánimo? «Hay algo de eso, sí. Yo creo en la lucha, y lo que me produce melancolía es ver cómo muchos han bajado los brazos en esa lucha. En mi juventud la gente peleaba, todo se pensaba y se repensaba. Hoy en día hay pereza, indiferencia hacia lo que ocurre en el mundo. En muchos países, la izquierda está pasiva y amorfa. España, en este sentido, es un auténtico modelo».
De vuelta a la música y a su disco, María de Medeiros insiste en su admiración por los músicos brasileños; sin embargo, ninguno de los tres intérpretes que le acompañan son brasileños y sus procedencias son la música clásica o el jazz: «Jeff Cohen es un pianista clásico de origen americano, Joël Grare es un percusionista francés que ha tocado en formaciones barrocas y en grupos de rock, y Emek Evci es un contrabajista turco que viene del jazz y formó parte de varios grupos de «world music»». «Me parecía interesante este acercamiento, porque la música brasileña es ya patrimonio universal; las melodías son maravillosas y admiten esta lectura, en la que yo participo más como actriz que como cantante».
El disco, concluye María de Medeiros, es el preludio a una gira de conciertos que incluirá Madrid; será el 1 de diciembre, para la clausura del festival de Jazz de la capital. «Para mí es un auténtico honor».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.