Sociedad

null

Hemeroteca > 04/11/2003 > 

Ismael Crespo: «La labor de la Aneca es desagradable y por eso provoca resistencias»

La Aneca es una institución novedosa y su actividad suscita filias y fobias. Su director, Ismael Crespo, considera positivo su primer año de trabajo y asegura que la mayoría de los evaluados negativamente por la Agencia no están actualmente en la Universidad sino en otros ámbitos

Actualizado 04/11/2003 - 01:29:37
Ismael Crespo, en un momento de la entrevista
Ismael Crespo, en un momento de la entrevista
MADRID. Ismael Crespo dice que las críticas que recibe la Aneca están motivadas en parte por el hecho de que «cualquier sistema de evaluación no es bien recibido porque a nadie le gusta someterse a un examen de esta naturaleza». Además, «la Universidad es extremadamente conservadora y se resiste inicialmente a cualquier proceso nuevo, lo que no significa que no acabe adaptándose», continúa Crespo, para quien el 20 por ciento de los 5.000 evaluados no están en la Universidad, y en ese porcentaje reside el mayor número de resoluciones negativas.
-¿Por qué es tan difícil la relación entre la Aneca y la Universidad?
-La Agencia es un elemento nuevo en el sistema universitario y tiene unas funciones desagradables.
-Por eso se miran desde la distancia y hasta con recelo...
-Sí que metemos a la Universidad en la Aneca, pero hemos decidido quedarnos al margen de ella, caminar por otro carril, para no contaminarnos demasiado del propio sistema universitario español, es decir, que influya lo menos posible sobre nuestras decisiones. Y ésa es una decisión de la que me responsabilizo.
-Usted hace un balance positivo del primer año de vida de la Aneca y asegura que la valoración de la Agencia es también muy positiva. Sin embargo, a juzgar por las denuncias del profesorado, no parece que todo esté tan claro...
-Donde se produce el mayor ámbito de crítica es en relación con las evaluaciones para acceder a las nuevas figuras de contratados que establece la LOU, pero nosotros no evaluamos profesores sino ciudadanos que quieren acceder a esas figuras. Es cierto que el núcleo fundamental de los candidatos son actuales profesores de la Universidad, pero no todos. Además, supera la evaluación el 69 por ciento.
-Pero en el 31 por ciento restante se registra un profundo malestar...
-Sí. Las críticas se refieren a los criterios que se aplican y a los evaluadores. Quiero decir que esos reproches tienen una difícil justificación porque los criterios no son de la Aneca sino de la propia legislación universitaria. En cuanto a los evaluadores, sólo recordar que son propuestos por las universidades y su calidad docente e investigadora está contrastada.
-¿También en Ciencias Jurídicas y Sociales y en Ciencias de la Salud?
-La dinámica de la evaluación es uniforme. No obstante, en algunos casos se rompe esa dinámica y aunque los criterios son los mismos, hay distintos niveles de exigencia según los campos.
-¿A qué atribuye usted ese mayor porcentaje de resoluciones negativas en estas áreas?
-Se debe a un mayor envío de solicitudes y a que no ha habido una autorregulación por parte de los profesores.
-¿Por qué razones?
-Por diversos motivos, hay gente que se ha apresurado a pedir la evaluación para optar a las nuevas figuras, aunque la ley establece periodos muy largos, hasta el año 2005. Comprobamos, y así lo hacemos constar en algún caso, que no todos los que se presentan a la evaluación lo hacen a la figura para la que están más preparados.
-Entonces, ¿las denuncias al respecto son falsas?
-No lo sé. Pero en los casos en que han salido tantas publicaciones internacionales no han existido.
-¿Mienten los profesores?
-Hay una valoración de proyectos internacionales que no lo eran, porque es muy fácil decir «yo dirijo cinco proyectos de investigación». La resolución y el manual de la Aneca hablan de proyectos de investigación de carácter competitivo y de revistas internacionales con evaluación por pares. Los artículos pueden haber sido publicados en revistas que no son competitivas.
-¿Existe o no descontento?
-No creo que exista un descontento generalizado, sino que esa sensación está siendo transmitida por algunos grupos que tienen ciertos intereses.
-¿De qué tipo?
-La Aneca se está viendo involucrada en cuestiones relacionadas con negociaciones de puestos de trabajo y, por tanto, se ha sindicalizado una actividad de evaluaciones que nada tiene que ver con salarios o empleos.
-¿Y el informe del catedrático Andrés de la Oliva Santos?
-Ese informe tiene trampa, hay que leerlo al revés porque incluye cuatro casos de profesores que trabajan con este señor y en la defensa de esos casos En ese informe se defiende un concepto de Universidad en las antípodas de una institución moderna y de calidad, ajena a la que quieren impulsar la LOU, la Aneca y la mayoría de la comunidad universitaria. El documento califica, tanto en su forma como en su contenido, a la persona que lo escribe.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.