Cultura

Cultura

Hemeroteca > 04/07/2007 > 

Odyssey incumplió las leyes británicas de Patrimonio que rigen en Gibraltar

El tesoro del «Black Swan» espera en Tampa. Los barcos de Odyssey permanecen amarrados en la Roca. Y mientras tanto, la cosa se complica porque alguien invoca la ley a las puertas de Gibraltar

Actualizado 04/07/2007 - 08:37:37
El tesoro del «Black Swan» espera en Tampa. Los barcos de Odyssey permanecen amarrados en la Roca. Y mientras tanto, la cosa se complica porque alguien invoca la ley a las puertas de Gibraltar, territorio y singularidad jurídica que forma parte inequívocamente de la UE.
Por tanto, la Roca es un lugar donde rigen leyes británicas y europeas que protegen el patrimonio histórico. Odyssey no las cumplió. Así lo afirma el abogado José María Lancho, asesor de la empresa Nerea de arqueología submarina, cuyos especialistas han seguido con atención todos los movimientos de los cazatesoros.
Según Lancho, la Ley de Marina Mercante obliga a quien encuentre restos de un naufragio y los lleve a Gibraltar a efectuar una declaración y someterse a un procedimiento legal ante una autoridad administrativa denominada «Reciever of Wreck», algo que «Odyssey no cumplió, amparado en el secretismo». El «Reciever», función que ejerce la autoridad portuaria, verifica las reclamaciones de propiedad de los restos rescatados del mar (artículos 159 y siguientes de la mencionada Merchant Shipping Act of Gibraltar). Este abogado subraya, y así se lo recuerda a las autoridades españolas, que «Gibraltar posee un sistema de normas capaz de verificar la verdadera titularidad de los restos arqueológicos rescatados por la empresa Odyssey y, en su caso, comprobar los derechos españoles».
Otra clave es el aeropuerto
De ahí se desprende que la exportación a EE.UU. también se rige por una normativa. «El territorio de Gibraltar no tiene un tratamiento jurídico uniforme por el Reino de España ni por el Reino Unido, y en concreto el aeropuerto ofrece una singularidad que le reconocen todas las partes», dice Lancho.
Ni que decir tiene que el aeropuerto de Gibraltar no está excluido del territorio aduanero de la UE. En plena Guerra Civil española, el Reino Unido ocupó ilícitamente los territorios que hoy ocupa y que no estaban incluidos en el Tratado de Utrecht de 1713. Así pues, el istmo de Gibraltar es un espacio de tierra de casi un Km. cuadrado cuya soberanía sostiene España y para el que el Reino Unido en 2002 aceptó el principio de soberanía conjunta con España.
«En esta circunstancia debemos examinar si un territorio de soberanía española -afirma Lancho- puede ser apto para perfeccionar delitos, con independencia de la situación administrativa de éste. Y la Ley de Contrabando prevé la cualificación de delito para quienes saquen del territorio español bienes que integren el Patrimonio Histórico».
En este contexto, la empresa Odyssey Marine Exploration decidió sacar por el aeropuerto de Gibraltar gran cantidad de importantes restos arqueológicos con indicios de que pudieran ser de origen español. Lancho defiende la jurisdicción española en el caso «porque la situación administrativa de estos bienes es indiferente a la obligación de protección de los poderes públicos, que deben actuar a nivel de la UE y de Gran Bretaña, como han hecho en EE.UU.». No hay otra opción: «Odyssey exportó bienes arqueológicos, lo cual les otorga la cualidad legal en España de patrimonio histórico y su exportación es de iure ilegal», concluye Lancho.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.