Cultura

Cultura

Hemeroteca > 04/05/2006 > 

«Dora Maar au chat», de Pablo Picasso, se convierte en el cuadro más caro de la historia

Actualizado 04/05/2006 - 10:22:05
Para algunos especialistas, el cuadro «La Arlesiana. Madame Ginoux», de Van Gogh, tenía el potencial de batir su récord en Christie's- Nueva York, pero, pese a ser el cuadro que más millones reportase en la subasta -40,3 millones de dólares, equivalente a 32 millones de euros-, se quedó por debajo de la marca que alcanzó la venta de los «Lirios», en Sotheby's en 1990, que ya era menos de la mitad que el récord de todos los tiempos. El melancólico «Retrato del Doctor Gachet» se vendió ese mismo año por 82,5 millones de dólares en Christie's, en la subasta más emocionante de todos los tiempos. El cuadro del médico de Van Gogh había empezado por 20 millones de dólares y acabó vendiéndose a un marchante japonés por 82,5 millones de dólares. Picasso le arrebataría el cetro.
Su dueño, el empresario Ryoei Saito, lo mantuvo en una cámara de seguridad especialmente atemperada hasta su muerte hace diez años. Desde entonces se desconoce su paradero, especialmente intrigante por las declaraciones que hizo el estrafalario empresario venido a menos de querer ser incinerado con su van gogh. Los abogados de sus herederos aseguran, sin embargo, que no fue así, y se especula con que esté en manos de algún coleccionista que no desee notoriedad.
Tampoco la desea el nuevo propietario que el martes compró el retrato de Marie Ginoux, la dueña del café de Arlés que Van Gogh pintase para el hombre al que «regaló» su oreja, el pintor Paul Gauguin, que también tenía un cuadro en esta subasta. Su nombre está registrado por Christie's como anónimo, a diferencia del galerista estadounidense Larry Gagosian, que se llevó la joya de Picasso, «aunque presumiblemente como intermediario de un cliente», según Christopher Burge, presidente honorario de Christie's América. La sala había estimado que «Le Repos» alcanzaría un precio entre 15 y 20 millones de dólares, pero la impredecible bailarina rusa que se casó en París con el pintor malagueño despertó la lujuria entre los amantes del arte, vendiéndose por 34.736.000 dólares (equivalente a 27.559.068 de euros).
El irreconocible retrato de Olga Khokhlova, que estuvo legalmente casada con Picasso hasta su muerte en 1955, sólo porque el pintor no quería compartir con ella sus bienes, como obligaba el divorcio, fue pintado en enero de 1932, apenas tres años antes de que se separaran. Hay quien ve en este cuadro, el tercero de una serie de tres (los otros son «Le Sommeil» y «La Reve»), el rostro de la amante por la que Picasso dejaría a su primera mujer, la enfermera Marie-Thérèse Walter, con la que aparentemente la engañó durante ocho años antes de que se enterase. El engaño pudo haber seguido mucho más tiempo, de no ser porque la amante se quedó embarazada del pintor, y una amiga se lo contó a la esposa despechada.
Otro cuadro de Picasso, «Retrato de Germaine», pintado en 1902 durante su depresión juvenil, se convirtió en el tercero más caro de la noche, superando modestamente los 18 millones de dólares que había estimado la casa. La obra se vendió por 18.6 millones a la galería neoyorquina Acquavella. Otros dos Picassos, «Tete de Femme (Dora Maar)» (1937), y «Femme se coiffant» (1956), se vendieron en 5,6 y 3,3 millones de dólares, respectivamente. En total, Christie's recaudó 180 millones de dólares por la venta de 43 de las 50 obras ofrecidas. Las previsiones oscilaban entre 144 y 197 millones. Burge subrayó que la subasta fue «bastante sólida» y reflejó un mercado «enloquecido», compuesto por coleccionistas «apasionados» que compraron «cuidadosa e inteligentemente», informa Efe.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.