Sociedad

Hemeroteca > 03/06/2003 > 

Colón el descubridor, al descubierto

Actualizado 03/06/2003 - 05:00:04
Momento de la exhumación de los posibles restos de Colón en la catedral de Sevilla. J.M. SEVILLA
Momento de la exhumación de los posibles restos de Colón en la catedral de Sevilla. J.M. SEVILLA
SEVILLA. Dónde se encuentran los restos mortales de Cristóbal Colón o cuál era su verdadera nacionalidad son incógnitas que podrían tener los días contados. Un equipo de especialistas del departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada, dirigido por el profesor José Antonio Lorente, procedieron ayer en la catedral de Sevilla a la exhumación de los que se suponen son los restos mortales del descubridor de América, así como de los de su hijo Hernando, sobre los que no cabe duda de autenticidad.
La expectación que este evento ha levantado y la magnificencia de la catedral hispalense envolvieron de gran silencio y emoción el momento en el que Anunciada Colón de Carvajal sacó del interior del monumento, erigido a su famoso ascendiente, el cofre que contenía sus restos. Se trataba de un pequeño cofre de color blanco y desgastado por el paso del tiempo, en cuya parte superior aparecía grabada una inscripción donde se aseguraba que ahí se encuentran los restos del «primer almirante del Nuevo Mundo».
Tras poner a buen recaudo los restos de la primera exhumación, en el trascoro de la Catedral, un grupo de operarios procedió a levantar la losa que cubría la tumba de su hijo Hernando. De allí extrajeron una caja metálica, de mayor tamaño que el cofre anterior, en la que de manera clara se podía leer su nombre.
En la rueda de prensa posterior, el profesor Lorente, quien calificó el evento de «hecho histórico», explicó que los restos de padre e hijo serían trasladados a su laboratorio de Granada hasta el próximo viernes. Allí, se les tomarán las muestras necesarias para llevar a cabo los estudios antropológicos, odontológicos y de ADN que permitan «determinar de forma definitiva» la autenticidad de los restos sevillanos.
Los científicos granadinos, para llevar a cabo esta investigación, no sólo podrán contrastar los restos del descubridor con los de su hijo, sino que cuentan además con los de su hermano Diego, exhumado el año pasado en la fábrica de La Cartuja-Pickman.
Primeros resultados
Con todas las muestras de ADN obtenidas, «en unos meses» se pueden esperar los primeros resultados, «siempre que el material de ADN esté aún en buen estado después de 500 años». Unos datos que son esperados con las mismas dósis de emoción y de temor desde Santo Domingo, donde aseguran tener los auténticos restos de Colón desde que fueran llevados allí en el año 1503.
Según la teoría de los dominicanos, los españoles habrían confundido el féretro de Cristóbal Colón con el de su hijo Diego cuando, al ocupar los franceses parte de la isla La Española, tuvieron que trasladarlo a La Habana. En la capital cubana permanecieron los supuestos restos, hasta que se decidió traerlos de vuelta a España, concretamente a Sevilla. No se supo del posible error hasta el siglo XIX, cuando unos obreros que trabajaban en la catedral de Santo Domingo descubrieron una caja con restos, con una leyenda que aseguraba que eran los del almirante.
El lugar de nacimiento
A pesar de que no se ha podido contar con los restos dominicanos para este estudio-las autoridades caribeñas todavía no han querido pronunciarse sobre este asunto- el momento de descubrir quién posee los restos auténticos de Cristóbal Colón se acerca, así como la posibilidad de ubicar geográficamente su nacimiento.
El historiador Marcial Castro explicó que, gracias a unas muestras de ADN obtenidas de los restos del príncipe Carlos de Viana, se podría desvelar también otra de las dudas históricas sobre el origen de Colón: si fue hijo bastardo de Carlos de Viana, como algunos historiadores señalan -lo que demostraría que era de origen español- o, por el contario, que era de origen genovés como tantas veces se ha dicho.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.