Madrid

null

Hemeroteca > 03/05/2008 > 

Muere un hombre en el embalse de El Atazar cuando se bañaba

C. HIDALGOMADRID. Fernando L. G., de nacionalidad española y de 42 años pereció ayer mientras se bañaba en el embalse de El Atazar, una zona en la que está expresamente prohibido el baño. La víctima

Actualizado 03/05/2008 - 09:22:37
Fernando L. G., de nacionalidad española y de 42 años pereció ayer mientras se bañaba en el embalse de El Atazar, una zona en la que está expresamente prohibido el baño. La víctima había acudido allí a pescar con un amigo. El cadáver tuvo que ser rescatado por el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil.
Los hechos se produjeron en torno a las dos de la tarde. A esa hora, Fernando, acompañado de su amigo, se encontraba pescando con caña en el embalse, cerca del acceso por El Berrueco. En un momento dado, le anunció que iba a darse un baño. Se quitó los pantalones y se lanzó al agua. Su amigo vio cómo nadaba, pero luego le perdió de vista. Entonces, comenzó a preocuparse. Fue caminando por la orilla, buscando algún rastro del hombre, y no le encontró.
A unos 100 metros de donde se encontraban inicialmente, esta persona halló a un hombre con su mujer, que también habían acudido al embalse a pasar el día. Al preguntarles por si habían visto nadando a su amigo, el hombre le contestó: «Vi a un chico como pidiendo ayuda, moviendo los brazos, y, de repente, no volví a verle».
Fue entonces cuando la alarma cundió y llamaron al 112. Los sanitarios del Summa-112 y un helicóptero se trasladaron hasta el lugar, pero no obtuvieron ningún resultado, indicaron fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid. Por lo tanto, hubo que activar al GEAS, que, finalmente, halló el cadáver de Fernando en el mismo punto donde fue visto por última vez, donde la profundidad del agua alcanza los siete metros. A las cinco y cuarto de la tarde, era rescatado el cuerpo sin vida de la víctima, que fue trasladado al Tanatorio de La Paz (Alcobendas), a la espera de que se le practique la autopsia.
Mientras llega el informe final, se barajan varias hipótesis para explicar el suceso. Un primer examen visual permitió apreciar señales de muerte por ahogamiento, aunque habrá que dilucidar si la víctima, previamente, sufrió un mareo o cualquier otro tipo de indisposición.
Fuentes consultadas por ABC indicaron que el ahogado, poco antes de zambullirse, se había comido un bocadillo. Un corte de digestión, a la espera de un análisis oficial, es la hipótesis que se maneja para explicar el fallecimiento.
Durante el verano pasado, tres personas perdieron la vida en pantanos y embalses de la región, especialmente, en el de San Juan, todos durante el mes de agosto,
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.