Cultura

Hemeroteca > 02/07/2008 > 

Cuatro ex directores del Prado opinan sobre la polémica de «El Coloso»

El Museo del Prado respondió ayer con silencio las críticas de Nigel Glendinning sobre la polémica generada con «El Coloso». Nuestro primer museo esperará a la publicación de las pruebas de su

Actualizado 02/07/2008 - 09:01:39
REUTERS  Una imagen de «El Coloso» en las salas del Prado
REUTERS Una imagen de «El Coloso» en las salas del Prado
El Museo del Prado respondió ayer con silencio las críticas de Nigel Glendinning sobre la polémica generada con «El Coloso». Nuestro primer museo esperará a la publicación de las pruebas de su investigación, que podrían descatalogar el célebre cuadro del gigante como obra de Goya. El medio elegido será el Boletín del Prado y se espera que el trabajo definitivo de Manuela Mena vea la luz antes de fin de año.
Lo cierto es que la mayor crítica la recibió el Prado por confirmar, en una rueda de prensa, algunas de sus sospechas y también el hecho de que sus investigaciones apuntan a la autoría de un discípulo de Goya, Asensio Juliá. Con esa explicación, el Prado quiso tal vez responder el interés mediático tras las expectativas creadas por las informaciones de ABC sobre las sospechas del museo frente al gigante goyesco. Pero muchos no entienden ese paso dado por el Prado.
Pita comprende a Glendinning
José Manuel Pita Andrade, director honorario del Prado y reputado especialista en Goya, tuvo ayer palabras de comprensión para las críticas de Glendinning. «Tengo que estudiar el tema a fondo, porque hablamos de una de las obras más extraordinarias de Goya, que figura en inventarios y que ha sido analizada por nombres como Francisco Javier Sánchez Cantón, Diego Angulo... A mí me va a costar aceptar el cambio de autoría, habrá que estudiar los argumentos a fondo», afirmó. Sobre las críticas del hispanista «quiero dejar claro mi aprecio por Manuela Mena y los historiadores del Prado, pero aunque alguien me ha hablado del consenso que allí existe, estoy deseando volver a Madrid para ver esa supuesta firma de A. J. Sí estoy de acuerdo con Glendinning en que el Prado no ha estado afortunado con el método empleado para darlo a conocer. También me cuesta pero muchísimo, muchísimo trabajo creer que la aguatinta del «Coloso» sea de 1800». Pita andrade afirma que «respeto las opiniones de todo el mundo, pero de Goya se dicen cosas tan extrañas... No me gustó que no se incluyera «El Coloso» en la muestra sobre la guerra, pero Manuela y Juliet lanzaron sospechas sobre otros goyas, como el «Marianito», la «Lechera de Burdeos»... ¡Menos mal que «La Familia de Carlos IV» sigue con la cartela de Goya!».
Garín apoya a Zugaza
Por su parte, otro ex director del Prado, Felipe Garín, recalcó ayer que, aun respetando la entidad como experto de Nigel Glendinning, está convencido de que los técnicos de la pinacoteca apoyan la desatribución de «El Coloso» en razones de peso. «Conozco bien a Manuela Mena, a José Luis Díez y a Miguel Zugaza, y puedo asegurar que son personas serias que no han actuado con frivolidad. Manuela puede ser atrevida, pero es una persona que sabe ver y leer la pintura de Goya, y siempre consulta con otros investigadores y restauradores».
Garín no quiso entrar a valorar el método utilizado por el Prado para dar a conocer sus investigaciones, aunque apunta que «las publicaciones científicas tampoco están exentas de polémica», como la que protagonizaron en 1990 Pérez Sánchez y Jonathan Brown a causa de un velázquez dudoso. «La reflexión intelectual pública forma parte del enriquecimiento de la Historia del Arte», concluye. El ex director considera que no es «ningún disparate» atribuir a Asensio Juliá una obra de Goya (puesto que no es la primera vez que ocurre), e instó a completar las investigaciones abiertas en estos momentos con un estudio profundo de la pintura del artista valenciano. «Los estudios de Goya de Glendinning son de carácter más literario que técnico», concluyó.
Checa, contrario al método
Otro ex director del Prado, Fernando Checa, afirmó que «no siendo experto en Goya y su época no tengo opinión al respecto de la autoría, pero confieso que sí me extrañó el procedimiento elegido para darlo a conocer». Para Checa, «lo primero debe ser la investigación y luego la comunicación por medio de la prensa al gran público y no al revés».
El historiador añadió que «el mundo científico suele ser más complicado. Las aportaciones de una investigación suelen darse a revistas prestigiosas de la especialidad, en este caso sería el Boletín del Prado, o suelen darse a conocer en un congreso de expertos, antes de ir a la prensa. Sin perjuicio de que lo que estudian sea muy serio, saltarse esto, que me parece fundamental, no sé si es acertado».
Para Luzón, urge la publicación
José María Luzón, arqueólogo y ex director del Prado afirmó que lo ocurrido mueve a reflexión, porque «el vehículo de una investigación, con todos los respetos que me merece la prensa, son los medios especializados y los congresos»
De acuerdo con quien dirigió el Prado en un momento decisivo, «si tienen datos, deben completar su investigación y publicarla cuanto antes, porque este cuadro se ha puesto en duda, no sólo en el Prado, y sería la forma correcta de resolver el conflicto y terminar con las críticas».
La polémica por las nuevas teorías sobre la autenticidad de «El Coloso» ha despertado el interés del gran público, hasta que, en una visita relámpago a Madrid, Nigel Glendinning acudió al Museo del Prado a ver el lienzo, tras lo cual ratificó su convicción de que es de Goya, contraria a lo que opinan los expertos de la pinacoteca y expresó sus duras críticas por no haber esperado a terminar la investigación antes de hacer público el veredicto.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.