Sociedad

null

Hemeroteca > 02/03/2007 > 

Una mente maravillosa

Mercedes García Laso, logroñesa de 31 años, ha conseguido el número uno de entre más de dos mil aspirantes en las pruebas para Psicólogos Internos Residentes (PIR), el equivalente al MIR médico. Tras

Actualizado 02/03/2007 - 03:20:53
Mercedes García Laso, logroñesa de 31 años, ha conseguido el número uno de entre más de dos mil aspirantes en las pruebas para Psicólogos Internos Residentes (PIR), el equivalente al MIR médico. Tras licenciarse en la Facultad de Psicología de Salamanca seis meses antes, después de cursar sus estudios en tres años y medio en vez de los cinco habituales, el lunes pasado conoció la nota. Su éxito es mucho más meritorio si se considera que Mercedes sufre una parálisis cerebral que le ha provocado una minusvalía física del 65 por ciento. Usa silla de ruedas para sus desplazamientos largos. No puede escribir a velocidad normal, pero con la ayuda del portátil y de las fotocopias, con la comprensión de profesores y compañeros, y con un encomiable afán de superación ha sido capaz de llevar sus estudios más que al día.
Ahora, se encuentra en un momento crucial de su vida: debe elegir destino entre los 98 puestos ofertados para los PIR. Aspira a trabajar en terapia, aunque, al contrario que en el MIR, en el caso de los psicólogos existe una especialidad única, Psicología Clínica. Ya ha comenzado a informarse a través de sus profesores, y visitará en las próximas semanas diferentes hospitales para conocer de primera mano sus posibles elecciones. «Tendré que decidir en abril», dice, y asegura que su parálisis no le impedirá prestar terapia «perfectamente».
Tras una brillantísima carrera estudiantil, que incluye también una licenciatura en Farmacia por la Universidad de Navarra, Mercedes rechaza ser etiquetada como «ratón de biblioteca». Pero sin duda tiene una mente privilegiada. Tanto, que ha conseguido superar los prejuicios de quienes confunden parálisis cerebral con retraso mental. Y son muchos. «La mayor parte de la gente me trata de modo muy amable. Pero siempre hay alguno que me habla como si fuera gilipollas. Y me digo a mí misma: `¡Paciencia, paciencia!´».
La etapa más dura de su vida, entre 7º y 8º de EGB, coincidió con dos operaciones por su escoliosis que la dejaron tetrapléjica y sin voz. «Me volví introvertida, me quedé sin amigos y no quería salir de casa», afirma. Poco a poco se recuperó.Mercedes acabó COU con matrícula de honor. Se sacó el carné de conducir y hasta se atrevió a marcharse a Maryland (EE.UU.), donde colaboró en una Unidad de Parálisis Cerebral. Allí se dio cuenta «de que podía hacer por mí misma muchas más cosas de las que hubiera creído».
Cuando la futura psicóloga clínica Mercedes García atienda a su primer paciente, habrá culminado un largo camino de superación y esfuerzo.
J. ALACID/A. SOTO
JUAN MARÍN
Mercedes García Laso, de 31 años, resume una historia de superación frente a la adversidad de su parálisis cerebral
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.