Espectáculos

null

Hemeroteca > 01/12/2006 > 

Lo nunca visto, ¿o sí?

F. MARÍN BELLÓNTony Scott, en su fraternal carrera con Ridley, estrena esta película cuya principal virtud es la de explicar para tontos (produce Jerry Bruckheimer) un punto de partida de premio Nobel

Actualizado 01/12/2006 - 08:52:43
F. MARÍN BELLÓN
Tony Scott, en su fraternal carrera con Ridley, estrena esta película cuya principal virtud es la de explicar para tontos (produce Jerry Bruckheimer) un punto de partida de premio Nobel de Física. James Caviezel comete una atrocidad y el agente Denzel Washington investiga con ayuda de un aparato experimental capaz de sintonizar el pasado como quien pilla La Sexta, pero sin cómicos. La cinta pronto se adentra en un camino tan explorado como el de los viajes en el tiempo, aunque se niega a seguir el viejo mapa de H. G. Wells.
Como las ciencias atrasan que es una barbaridad, resulta que ahora se puede observar el pretérito de forma tan imperfecta que sólo es posible ver lo que ocurre hace exactamente cuatro días y medio, sin la posibilidad de darle a la manivela del Cine-Exin, aunque con un punto de vista tan bailón como el de Matrix. Esta restricción viajera deja un margen muy estrecho a la verosimilitud de la historia, pero Tony Scott se las arregla para conducir a toda velocidad sin salirse de la calzada. No poco ayudan el veterano Denzel y la chica de turno, Paula Patton, una monada. Lástima que al final la piedrecita comercial, presunta culpable, haga descarrilar este carrusel del tiempo en el que uno disfrutaba como un chiquillo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.