Cultura

Cultura

Hemeroteca > 01/06/2007 > 

El Tripartito catalán, según Agustín Sciammarella

Bonaerense del 65, Agustín Sciammarella llegó a España en 1992, tras un paréntesis en Italia. Desde entonces ha publicado sus certeras caricaturas en revistas como «Interviú», «GQ», «Vogue» o «El

Actualizado 01/06/2007 - 11:22:37
Las caricaturas de  Sciammarella premiadas fueron publicadas en «El País» en 5 de noviembre de 2006
Las caricaturas de Sciammarella premiadas fueron publicadas en «El País» en 5 de noviembre de 2006
Bonaerense del 65, Agustín Sciammarella llegó a España en 1992, tras un paréntesis en Italia. Desde entonces ha publicado sus certeras caricaturas en revistas como «Interviú», «GQ», «Vogue» o «El Ciervo» y es colaborador habitual de «El País». A sus numerosos premios suma desde ayer uno con el nombre de un colega, Antonio Mingote: «Que haya premios con nombres de grandes dibujantes es alentador para todos; la profesión se revitaliza. Quino o Mingote son ya personalidades. Que haya un galardón con el nombre de uno de estos dibujantes dignifica el premio». De Antonio Mingote destaca «su frescura, que se mantiene. Me gusta».
El dibujo premiado (un tríptico de caricaturas que ilustran los perfiles de Artur Mas, José Montilla y Josep Lluis Carod Rovira) se publicó en «El País» el 5 de noviembre de 2006: las cabezas visibles del Tripartito catalán son tres columnas que conforman un solo rostro. «Pensé hacerlos separados, pero juntos». ¿Fue fácil unir a la «santísima trinidad» de la política catalana? «Sí, me resultó fácil». ¿La situación de cada uno en este tríptico (Mas a la izquierda, Montilla al centro y Carod a la derecha) está hecha a conciencia? «Lo hice aposta, tenía un sentido. Yo no pongo textos en mis dibujos e intento que el lector lea el dibujo por sí. Utilizo pocos elementos, pero trato de que éstos digan algo».
La plancha y los bigotes
¿Cómo ve a Mas, Montilla y Carod? «Mas es como muy correcto. Da la sensación de ser de esos tipos que planchan mucho el cuello y las mangas de la camisa; aunque esté jugando al tenis o al fútbol va planchado. De Montilla... no tiene mucha gracia su cara. Hay personajes más atractivos para dibujar, como Carod. Me gusta dibujarlo, porque su bigote dice mucho. En realidad todos los bigotes dicen bastante, pero algunos más. Los pelos pueden ir peinados o despeinados según el nerviosismo del personaje».
A Sciammarella le gusta contar la historia «con todo lo que te pueda decir la cara de un personaje, un gesto, una postura...» ¿Algún personaje especial que haya caricaturizado? «No hay personaje fácil o difícil. No debería haberlos. Se trata de saber leer una cara». ¿Tienen mucho de psicólogos los dibujantes? «Ayer (el miércoles), en el programa de TV dedicado a Mingote alguien hablaba de la capacidad de ver que tiene un dibujante. Estoy de acuerdo. Miras una cara, la lees y la pasas al papel a tu manera». ¿Por qué escogió la caricatura? «Siempre he trabajado con la caricatura. Llegué a ella dibujando profesores en el colegio». ¿Le pillaron? «Sí». Cuando terminó los estudios se atrevió a exponer aquellas caricaturas en el colegio. «Después le fui cogiendo cariño a la caricatura. Hacer otra cosa me resultaba difícil. Esto me gusta mucho».
Argentina es una cantera impresionante de dibujantes: Quino, Fontanarrosa, Mordillo... «Gracias a los políticos hay una cantidad enorme de dibujantes. En los países que sufren a los políticos, el humor o se revitaliza y se fortalece o la depresión es enorme. El humor gráfico en Argentina es muy potente; hay una escuela fantástica. La caricatura política tiene allí mucho peso. La gente lo primero que ve en los periódicos son los chistes. Así empiezas a entender lo que sucede en el día».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.