Una universitaria realiza prácticas en un a empresa de robótica
Una universitaria realiza prácticas en un a empresa de robótica - FERNANDO BLANCO
Especial Universidades

Aquí hay trabajo: los estudios que aproximan el aula a las empresas

Viejos clásicos como ADE y las ingenierías siguen encabezando las preferencias de los estudiantes, mientras que tecnología, sanidad y educación se consolidan como grandes nichos de empleo

MADRIDActualizado:

«Estudia una ingeniería». A pesar de los rigores de la crisis y sus efectos, esta frase pronunciada en miles de hogares sigue teniendo vigencia, como señalan estudios como el de Spring Professional-Adecco: además de ADE (Administración de Empresas), un perfil multidisciplinar muy demandado, las titulaciones universitarias más solicitadas siguen siendo Ingeniería Informática e Ingeniería Industrial, en un entorno que engloba los perfiles de Enseñanza/Formación (en auge en tiempos de formación continua), Internet, Consultoría, Ingenierías, Sanidad e Informática.

En el caso de Degree Advisor, plataforma perteneciente a Job Lab CEU-Santander, las titulaciones más demandadas por los jóvenes son ADE, Psicología, Enfermería, Medicina, Derecho, Arquitectura, Educación Infantil, Derecho+ADE y Criminología+Psicología, mientras que Arquitectura y Diseño, Ciencias Físicas, Químicas y Geológicas son las menos solicitadas. Coincide en gran parte con los datos recogidos por el ultimo informe de CRUE «La Universidad Española en Cifras (2015-16)»: las tres titulaciones más demandadas en el sistema universitario español son ADE, Derecho y Psicología.

En el estudio se desvela además un acusado descenso de matriculaciones en Arquitectura e Ingeniería, en un entorno laboral en el que, según datos hasta 2015, la tasa de empleo de la población con estudios superiores era en España del 78,2%, frente al 82,4% de la OCDE. CRUE ha colaborado, además, con la Unesco en la realización del informe «Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitarios» y en el «Perfil Emprendedor del estudiante universitario», junto a CISE (Centro Internacional Santander Emprendimiento) y la Red Emprendia.

Desde el punto de vista de la percepción de las empresas, Fundación Everis elabora el Ranking Universidad-Empresa (cuya edición correspondiente a 2018 se presentará el próximo junio) en el que se analiza la visión de los empleadores sobre los profesionales recién titulados que forman parte de sus plantillas desde los últimos cinco años. Las categorías Educación, Actividades Sanitarias e Información y Comunicaciones encabezan el ranking, mientras que las titulaciones más demandadas son, un año más, Administración y Dirección de Empresas y las Ingenierías (entre ambas, más del 50% de las contrataciones). Un informe en el que también se señalan datos como la necesidad de que haya más movilidad: más del 81% de los universitarios trabajan en la misma comunidad autónoma en la que estudiaron (los egresados de las universidades de Salamanca, Cantabria, León y Navarra son los más inquietos en este sentido).

Más que libros, informes como el de la Fundación Everis destacan la importancia de las «habilidades transversales»

El informe de la fundación señala, además, la importancia de las competencias de los alumnos, también conocidas como «habilidades transversales»: una forma de ser al trabajar que llega a contar decisivamente para algunos cometidos profesionales y que el informe agrupa en ocho categorías: «trabajo en equipo, habilidades interpersonales y comunicación, conocimientos técnicos de la profesión, honestidad y compromiso ético, capacidad de aprendizaje, análisis y resolución de conflictos, orientación a resultados y habilidad para trabajar en entornos multiculturales y multidisciplinares».

Ajustar oferta y demanda

Karla Alarcón, directora de la fundación, destaca la necesidad de mejorar cada vez más esta conexión entre la empresa y los egresados de la universidad: «El objetivo principal es indagar sobre el ajuste entre lo aprendido por los universitarios y lo demandado por las empresas. El ranking se fundamental en la opinión de los responsables de Recursos Humanos sobre la evaluación de las competencias de los recién graduados en la universidad, seleccionadas tras el análisis de expertos de Recursos Humanos de las principales empresas españolas, basadas en el informe ‘Tuning Education Structures in Europe’ (2007). Las conclusiones obtenidas en la tercera edición del informe, y en línea con las de años anteriores, se ha detectado que las corporaciones, a la hora de contratar, demandan como competencia fundamental la honestidad y el compromiso ético, seguida de la capacidad de aprendizaje y el trabajo en equipo».

En este camino de empleabilidad, los centros, públicos y privados, orientan a su alumnado sobre la actualidad y proyección del mercado laboral. En el caso de la Universidad Autónoma de Madrid, su Observatorio de Empleabilidad realiza el estudio de la inserción laboral de los titulados universitarios desde 2004 (sobre una muestra de titulados cuando han transcurrido entre 12 y 18 meses desde la finalización de sus estudios). Una «foto» que, en el caso de la última edición publicada (1.736 titulados de la promoción 2014/2015), muestra que el 61,6% de los titulados ocupaba un puesto de trabajo, con una clara tendencia decreciente en los últimos cuatro años, debido al mayor número de estudiantes que, tras finalizar el Grado, continúan su formación académica cursando un Postgrado.

De acuerdo a los resultados, hay varias titulaciones universitarias que se imparten en la UAM en las que entre el 70% y el 100% de sus egresados está desarrollando un empleo entre el año y el año y medio siguiente a su salida de la universidad: Grado en Ingeniería Informática, Doble Grado en Informática y Matemáticas, Grado en ADE, Grado en Economía, Grado en Economía y Finanzas, Grado en Gestión Aeronáutica, Grado en Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación, Grado en Educación Infantil, Grado en Medicina y en Enfermería.

Como señala Máximo Juan Pérez, delegado del rector para Empleabilidad y Relaciones Externas: «Para la UAM, conocer la inserción laboral de sus tituladas y titulados es esencial. Gracias a los informes que elabora nuestro Observatorio de Empleabilidad, podemos no solo conocer las tendencias del mercado de trabajo, sino que también nos permite poner en marcha acciones y proyectos encaminados a mejorar la empleabilidad de nuestros egresados. En este sentido, el programa AlumniUAM y toda nuestra oferta de cursos de formación continua son dos buenos ejemplos del compromiso para contribuir al desarrollo profesional». Todo un desafío para un horizonte próximo en el que se crearán necesidades y, por lo tanto, titulaciones, que aún no imaginamos.

Cinco profesiones que no sabías que existían

Ingeniería de preventa de soluciones telco: Según Spring Professional, este perfil combina una potente base técnica en ingeniería con habilidades comerciales para colocar las soluciones tecnológicas en un mercado cada vez más competitivo.

Experto en seguridad IT: Como la ciberseguridad es una necesidad creciente, la formación que habilita para proteger los sistemas de información está cada vez más cotizada. Un trabajo en el que, aparte de los conocimientos, cuenta mucho la capacidad de anticipación a cualquier imprevisto y de creación de nuevas herramientas o procesos.

«Flagship Manager»: En el apartado de «retail» (comercialización de productos y servicios) la aparición de tiendas «flagship» de grandes compañías ha propiciado la creación de nuevos perfiles como este.

Dirección de Transformación: En tiempos de innovación y de continuas mutaciones en los procesos, entre los que destaca la transformación digital, este tipo de perfil es cada vez más demandado.

«Compliance Officer»: Una solicitada salida para licenciados en Derecho o Económicas-Empresariales, ya que el «compliance» se abre paso, cada vez con más amplitud en el seno de las compañías: la responsabilidad de cumplir con las normas jurídicas y éticas.

Biotecnología: La más avanzada innovación, como en el caso de la Biotecnología, convive, además, con necesidades más clásicas propias del envejecimiento de la sociedad: geriatras y técnicos especializados.