El sushi puede no ser tan sano como pensamos

La química y nutricionista Ángela Quintás explica cuáles son las mejores opciones en un restaurante japonés

MADRIDActualizado:

En teoría, la cocina japonesa es ligera y sana. Debido a que Japón está rodeado de mar y su territorio es bastante montañoso, en el país se consume mucho pescado —como el mundialmente conocido como sushi, preparado con porciones de pescado crudo sobre bolitas de arroz—, e innumerables variedades de verdura. Pero, ¿puede que el sushi no sea para los consumidores españoles tan sano como parece? Hay varios datos que debemos conocer y que si quieremos adelgazar, «puede que no sea nuestro plato ideal», apunta la química Ángela Quintás, autora del libro «Adelgazar para siempre», y cuyo método consiste en enseñar a las personas a comer sin que les suba el pico de azúcar en sangre, motivo de los kilos de más en muchas ocasiones.

Para empezar, explica Quintás, «hay que saber que el arroz del sushi lleva azúcar para aglutinarlo, y esto ya le resta valor nutricional al plato». Aunque la mayor parte de los consumidores de sushi lo desconocen, prosigue esta química, «para elaborarlo se añade azúcar en la cocción del arroz. En concreto, por 200g de arroz, se añaden 200 ml de azúcar y 15 g de azúcar y 5g de sal, a parte del vinagre de arroz que ya tiene un cierto sabor dulce. Estas medidas son para dos personas, por lo que una persona estaría consumiendo unos 7,5 g de azúcar por ración de sushi, que aunque no sea un consumo muy elevado, hay que tenerlo en cuenta».

Cuál es la mejor opción en un japonés

De entre todos los tipos de sushi (maki, california roll, nigiri…), los más recomendables serían los nigiris. La razón, detalla esta coach nutricional, «es que es la combinación que en proporción contiene menos cantidad de arroz y más proteína, ya que sobre una pequeña porción de arroz se encuentra una lámina de pescado, que suele ser atún, salmón, pez mantequilla, o langostino. En los otros tipos de sushi se ponen dados de pescados que aportan muy poca proteína».

Cuidado con otro plato muy presente en las cartas de nuestros restaurantes japoneses es el california roll. «Esta opción, por ejemplo, es un maki invertido, es decir, el alga va por dentro y el arroz por fuera, por lo que suele llevar más arroz que el maki y el nigiri. Además suele llevar por encima semillas de sésamo, lo que aumenta su valor calórico».