«Sobre la moda detox: Siento decir que el organismo no suele estar intoxicado, sino sobrecargado»

Antonio Escribano es el responsable médico de las Federaciones Españolas de Baloncesto y Fútbol y autor del libro «Batidos para la vida»

MADRIDActualizado:

Antonio Escribano Zafra es el responsable médico del área de nutrición de las Federaciones Españolas de Baloncesto y Fútbol, y se hizo famoso por las «papillas» que les daba a sus jugadores en los intermedios y que les devolvía la fuerza para volver al campo de una forma casi mágica. De aquello surge la inspiración de su último libro, «Batidos para la vida», donde comparte la gran cantidad de beneficios y propiedades que tiene esta presentación alimenticia. En sus páginas es posible encontrar recetas depurativas, antioxidantes, para combatir el sobrepeso...

A él, médico especialista en endocrinología y nutrición, y catedrático de Nutrición Deportiva, entre otras muchas cosas, le llevó más de cinco largos años escribir este libro. «Es una obra absolutamente científica, donde explico las propiedades de las sustancias elegidas, en qué parte intervienen del cuerpo humano, por qué...». Una reflexión que le lleva directamente a añadir que «quería poner un poco de cordura en este tema. En la actualidad se escribe de lo que no se sabe. Se habla mucho de zumos o batidos verdes, de dietas detox... Pero a lo mejor lo verde está mejor en una ensalada que en un zumo, porque así no pierde fibra. En cuanto a las dietas y modas detox... Siento decir que el organismo no suele estar intoxicado, sino sobrecargado».

De hecho él, asegura, no ha inventado nada. «El creador de los batidos no fue otro que nuestro propio organismo, y lo hizo simplemente para facilitar nuestra digestión y posibilitar de forma más rápida la utilización de las moléculas que contienen los alimentos para obtener la energía de ellos. Nos alimentamos a diario masticando y bebiendo agua, que no es otra cosa en el fondo que fabricar un batido. De hecho, un batido es como queda cualquier comida en el estómago después de haber ingerido los componentes por separado. No es, por tanto, una idea original mía, como tampoco es una moda pasajera», asegura.

Sustituyen una ingesta

La idea es que haya batidos para todos (grandes y pequeños) con la combinación perfecta de ingredientes que «de vez en cuando», remarca, puedan sustituir una ingesta. «Para lograr este objetivo todas las recetas incluyen los tres nutrientes esenciales que necesita el organismo: los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas pero sin sofisticaciones. Es decir, no hay chía porque el señor que vive en la Algaba, un municipio español de la provincia de Sevilla, no la conoce, pero sí sabe lo que es un albaricoque, una zanahoria o una manzana. Solo hemos puesto cosas que se suelen tener en la nevera». Además, añade, «mi equipo y yo hemos probado todas y cada una de las recetas para que, además de excelentes propiedades, tengan un sabor agradable».

«Claro que podía haber incluido sofisticaciones, pero entonces el libro perdía el sentido de utilidad para todo el mundo. Arándanos, moras, frambuesas, uvas pasas o brócoli... Todo el mundo sabe lo que son. Este es un manual de instrucciones para vivir la vida sin tonterías». Y lo que es más importante, prosigue, «todos son productos con un IVA de calidad del 100%. He buscado los mejores alimentos y con ellos he hecho una orquesta donde todos tocan. Es como un equipo de fútbol, donde todos tienen su papel», compara.

«El aceite, joya de nuestra alimentación»

Para conseguir el aporte de grasas Escribano da especial relevancia en estas mezclas a los frutos secos y las frutas desecadas. Tanto, que son uno de los principales ingredientes de muchas de las recetas que propone porque, como él mismo dice, «entiendo que, junto con las frutas, las verduras y las hortalizas deben constituir el pilar principal de nuestra alimentación». De hecho, prosigue, «muchos estudios recientes demuestran que hay una relación directa entre el consumo diario de frutos secos y una reducción sustancial de la mortalidad relacionada con las principales causas de fallecimientos, incluidas las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o los trastornos respiratorios», advierte.

En sus batidos hay una parte de elemento líquido fundamental, que puede incluirse «de 1.000 maneras», dice este doctor: «Puede ser de agua, un lácteo, leche vegetal, de soja, un yogur desnatado... de leche...», y también se incluye el aceite, que él nunca se cansa en insistir que es «una de las joyas de nuestra alimentación». Es más, «debemos ser conscientes de que en España estamos viviendo justo encima de una mina de oro». «Por eso de las 40 recetas, treinta incluyen aceite de oliva. Es solo una cucharadita, lo cual es una dosis razonable, porque le da una textura muy adecuada y lo que es mejor, te redondea todas las propiedades del batido», indica.

Ventajas de los batidos

Para los que todavía necesitan razones para tomar este tipo de mezclas, Escribano advierte que, con casi toda seguridad, tomarlos nos aleja de lacomida basura. Además, prosigue, «los puedes meter en un tarrito y tomarlo a lo largo del día, con lo que se evita el picoteo. Son baratos, salen antes del estómago, suponen un complejo vitamínico increíble, aportan hidratación, combaten el estreñimiento, fortalecen el sistema inmunológico y hasta suelen ser bajos en calorías, por lo que están indicados en procesos de adelgazamiento. Podría seguir... —concluye este doctor—, pero creo que lo mejor es probarlos. Todo el mundo tiene una batidora, ¿cierto?».