Familia - Vida sana

Precauciones a la hora de exponer a los niños al sol

Su futura salud cutánea dependerá mucho de los cuidados de ahora

Precauciones a la hora de exponer a los niños al sol

Llega el buen tiempo y con él, el sol y sus peligros. Los niños pasan mucho más tiempo al aire libre, en manga corta y sin calibrar los peligros de los rayos del astro rey.

Cuando son muy pequeñitos, bebés o lactantes, los padres estan muy pendientes de que lleven la cabeza tapada o de aplicarles correctamente la protección solar. El problema viene más tarde, cuando los niños son más autónomos y no se ponene gorro o no se vuelven a extender crema después de bañarse en el mar o la piscina.

Se estima que antes de los 18 años el niño ya ha recibido el 80% del total de radiaciones solares que recibirá en toda su vida. Por eso es necesario actuar con prudencia y saber transmitir esta actitud a los niños. La educación y la prevención deben comenzar desde muy pequeños, y se evitarán los efectos nocivos del sol:

-No exponer a los niños menores de 1 año al sol de forma directa.

-Evitar en lo posible las horas de más calor y cuando la acción del sol es más intensa entre las 10,00 y 16,00.

-Tratar de que los niños jueguen en la sombra. Utilizar sombrillas u ofrecer actividades debajo de los árboles o aleros.

-Recordar queaunque el día esté nublado las radiaciones solares también llegan.

-Elegir ropa de algodón de colores claros, cómoda y holgada. Sin olvidar gorros y calzado adecuado.

-No aplicar protector solar a bebés menores de 6 meses, ya que pueden provocar irritaciones en su piel.

-A los mayores de 6 meses podemos aplicar en casa antes de salir una crema con factor de protección elevado en la cara y otra de menor factor, aunque también elevado, para el cuerpo (32 o más), resistente al agua y apto para niños, ya que para que sea efectivo el protector, este debe aplicarse media hora antes de la exposición y renovarse al menos cada 2 horas. Un buen protector para los labios también es recomendable.

-Tan importante como elegir la protección solar más adecuada es aplicar correctamente la crema solar. La aplicación debe ser de forma pareja para no dejar ninguna parte del cuerpo sin cubrir, no olvidar orejas, párpados, manos, cuello y pies.

-Al finalizar el día después de un buen baño de agua templada se recomienda la aplicación de crema hidratante con vitamina A, Estas son refrescantes y ayudan a recuperar la textura de la piel.

-Los niños mayores también pueden usar gafas de sol.

-Aunque los niños estén bien protegidos se deben evitar las exposiciones muy largas al sol.

Toda la actualidad en portada

comentarios