Vida sana

«Nutricosmética», la fórmula para cuidarse por dentro y por fuera

Con la combinación de elementos esenciales para el organismo, se potencia la fuerza y la vitalidad del interior del cuerpo, reflejándose en el exterior

MadridActualizado:

«Odio echarme crema, no me gusta». Esa frase la repiten muchas personas casi a diario, más ahora que el buen tiempo se acerca y todo el mundo quiere tener la piel más hidratada y brillante de lo normal. Lo cierto es que esto debería hacerte durante todo el año, de nada vale querer hidratar la piel solo tres meses de 365 días.

No solo la hidratación es el problema, sino la forma adecuada de echarse las cremas. Es imposible llegar a todas las partes del cuerpo y hacerlo con la cantidad de «potingue» indicada. Como complemento a estas rutinas de belleza y salud, surge la «nutricosmética». Se trata de una nueva forma de cuidarse desde dentro. Con la combinación de elementos esenciales para el organismo, se potencia la fuerza y la vitalidad del interior del cuerpo, reflejándose en el exterior.

La «nutricosmética» proviene de Estados Unidos y de Europa y destaca, sobre todo, por su origen natural. «Hay muchos estudios que demuestran su eficacia, no solo para temas de belleza, sino a nivel de órganos. Si estás bien por dentro, se reflejará por fuera. Esta tendencia llega a partes donde las cremas no consiguen llegar, a capas más profundas de la piel», afirma Marina Sempere, directora general de Goah Clinic, una marca pionera en España en productos de «nutricosmética».

Bajo el concepto de abarcar salud y belleza en una cápsula, esta empresa se creó hace 2 años, en un sector donde la gente es desconfiada y no accede a probar «según qué cosas» por temor a que sea otra mentira más. «Nuetro país está atrasado en ese sentido, pero está despertando. Hay productos que están en el mercado que no proporciona los resultado esperados —antes de abrir la marca, tuve que probar todas las posibles competencias, en un estudio de años—. Eso perjudica al sector de la "nutricosmética" porque hace que la gente sea reacia y no confíe», continúa Sempere.

¿Qué es Goah Clinic?

Compuesta por farmacéuticos (como Sempere), nutricionistas y personal de desarrollo, esta marca nació hace más de 2 años, cuando comenzaron los estudios de mercado, así como valorar los mejores productos naturales que favorecerán el cuerpo de los usuarios.

Las cápsulas son 100% naturales, a base de plantas, a excepción del colágeno, que tiene procedencia marina. Todo es «made in Spain». «Desde el equipo, se surpervisa toda la producción. Además, contamos con todos los registros y controles sanitarios, tanto españoles como europeos», insiste su directora general.

Goah cuenta con 8 tipos de cápsulas: Celuit, Detox, Colágeno, Antiox, Cabello, Sol, Siluit y Circulación. «Tomarte una de las pastillas no significa que haya que dejar de lado las cremas, el deporte o la alimentación sana, para nada».

El «producto estrella», según la eficacia en los clientes, es el Colágeno Marino, es el que mejor absorde y el más eficiente para llegar a todas las capas de la piel.

«Las cápsulas ayudan, pero no son ningún producto milagro. Cada cuerpo responde de una forma y nunca se puede establecer un tiempo mínimo para que haga efecto uno u otro tratamiento», insiste Sempere. Gracias a los comentarios de los usuarios sí han podido saber otros efectos positivos de las cápsulas con los que no contaban. «Es curioso y bonito a la vez. Por ejemplo, una chica que tiene psoriasis nos dijo que había mejorado gracias al colagéno marino».

Varias a la vez

Goah Clinic está presente en farmacias de todo el país, con delegados y expertos en salud en varios puntos de España para analizar tanto el cabello como la piel de los que así lo demanden. «Se pueden llevar varios tratamientos a la vez. Hicimos estudios con personas voluntarias y comprobamos que no tiene ningún efecto secundario», asegura Sempere.

La directora general de la marca también habla del intrusismo que hay en el mundo de la nutrición, que favorece a que las personas estén descontentas con este mundo, con toda la información que reciben que, en muchos casos, es contradictoria. Para concluir, Sempere afirma: «Perder peso o querer cuidarse no tiene que verse como una obsesión, sino una forma de estar mejor, en una realidad donde ya somos maravillosos por el simple hecho de existir».