Elvira Ferrés Amat
Elvira Ferrés Amat
Vida sana

La importancia de la primera visita al odontopediatra

Elvira Ferrés Amat, Doctora en Odontología, explica que es un mito pensar que como los dientes de leche se van a caer no debemos tratarlos

Actualizado:

Los odontopediatras somos especialistas en proporcionar cuidados, tanto preventivos como curativos, a los niños desde la infancia más temprana hasta finalizar el crecimiento.

Las revisiones y tratamientos que realiza un odontopediatra se adaptan a la conducta y a la edad del niño o de la niña. Nuestro objetivo es que la visita al dentista sea una buena experiencia, donde los pequeños se sientan cómodos y se acostumbren a realizar revisiones dentales ya desde sus primeros años de vida.

La erupción dental es un proceso fisiológico ligado al crecimiento y desarrollo de la boca, el diente se desplaza desde su posición original en el maxilar hacia su posición final en la cavidad oral. En los humanos este proceso de erupción dentaria se produce dos veces, primero aparecen los dientes de leche o dientes temporales y, después, erupcionan los definitivos o permanentes.

La odontología está cambiando y cada vez es más importante la prevención. Por este motivo recomendamos la Odontología para bebés: el cuidado de los dientes en la primera etapa de la vida. La salud dental es importante desde el principio; es decir, desde que sale el primer diente de leche. Se deben cuidar desde su erupción, los primeros suelen aparecer entre los 4 meses y los 12 meses de vida.

Es en esta etapa cuando los padres tienen muchas dudas. La primera visita al odontopediatra se recomienda cuando se cumple el primer año de vida. Es útil para que reciban información adecuada sobre cómo conseguir una buena salud oral, resuelvan dudas sobre la higiene y cepillado dental, hablen de los hábitos que podrían ser perjudiciales para el correcto desarrollo de la cavidad oral, revisen el crecimiento del maxilar y de la mandíbula, la correcta erupción de los dientes y descartar la presencia de patologías como las caries. El odontopediatra tiene la oportunidad de analizar y controlar factores de riesgo de esta enfermedad antes de que aparezca.

Si no se presenta ningún problema se recomienda realizar una revisión anual. A partir de los 3 años, los niños suelen tener todos los dientes en la boca y se debe insistir en mejorar la higiene oral. A partir de los 5 años, durante el periodo de recambio dentario de los dientes de leche, las revisiones se recomiendan cada 6 meses.

Los ninos y niñas van desarrollando progresivamente su habilidad para el cepillado dental, cuando van creciendo y tienen más cuidado de sus dientes y de su higiene oral, las revisiones pueden realizarse una vez al año. El odontopediatra debe valorar los factores de riesgo individuales de cada niño para dar las pautas necesarias y recomendar la programación de las revisiones dentales.

Una buena salud en los dientes temporales (dientes de leche) nos ayuda a prevenir problemas dentales durante la vida adulta. Los dientes de leche mantienen el espacio de los dientes definitivos, por eso es importante prevenir y tratar las caries de los dientes temporales. Es un mito pensar que como se van a caer no debemos tratarlos o cuidarlos, los dientes de leche son muy importantes aunque solo duren unos años.