Cómo incorporar súper alimentos en los desayunos de los niños

Estos son los más apropiados para las edades infantiles

MADRIDActualizado:

Mucho se habla de los súper alimentos en las dietas de los mayores pero... ¿qué ocurre con las de los niños? Débora Mingates, nutricionista de Iswari, marca de superalimentos ecológicos, indica cuáles son los más beneficios y por qué.

¿Qué superalimentos pueden recomendarse para los niños? ¿Podría enumerar cinco o seis superalimentos y cuáles son sus propiedades y cuáles sus beneficios para la salud de los niños?

—Los superalimentos al igual que son beneficiosos para los adultos, también son muy buenos para los más pequeños de la casa por sus numerosas propiedades y su alto contenido en nutrientes. Se pueden añadir perfectamente a las comidas diarias de nuestros niños, complementando así su dieta de una forma muy sabrosa a la par que saludable. Entre la amplia variedad de superalimentos que podemos encontrarnos en el mercado, hay alguno que me parecen muy recomendables para incluir en la alimentación de los pequeños.

En primer lugar destacaría la maca. Se trata de un tubérculo con un alto contenido en aminoácidos, vitaminas, minerales, carbohidratos, fibras, etc y es rica en Calcio, Magnesio  y fósforo. En pequeñas dosis de 3 gramos ayuda a mejorar el estado de ánimo y la regulación de las horas de sueño, reduciendo los efectos de fatiga y cansanción; favorece la calcificación y desarrollo de los huesos.

Además, al contener alcaloides, favorece a las hormonas de crecimiento y estimula el sistema inmune; también es muy nutritiva, tiene efecto energético y permite aumentar la capacidad de concentración aprendizaje y la memoria. Por último, se ha demostrado que la Maca ayuda en la recuperación plena de los niños con baja hemoglobina y ayuda a solucionar los problemas derivados de las enfermedades respiratorias o reumatismo.  

El cacao criollo crudo también es un buen superalimento para los niños. Es un buen sustitutivo de los chocolates industriales, pues se trata de un ingrediente natural que además da ese toque achocolatado que tanto le gusta a los pequeños. El cacao es un poderoso alimento con propiedades y beneficios increíbles tanto para la salud física como emocional. El cacao criollo cuenta con un alto nivel antioxidante y está lleno de aminoácidos y minerales esenciales como Hierro, Magnesio y Potasio, además de contener un alto contenido de proteínas. Con todo ello, es considerado un alimento energético y ayuda aumentar la producción de endorfinas en los pequeños, hormonas que ayudan a mejorar su estado anímico y a darles mayor vitalidad.

Otro superalimento que es muy beneficioso para los niños es la lúcuma. Se trata de un súper fruto que se cultiva en los valles andinas y que es muy delicioso porque tiene un sabor único que recuerda a la vainilla. Pero no solo es recomendada para los pequeños por su sabor sino porque también cuenta con un alto contenido de betacaroteno, imprescindible para la eficiencia del sistema inmunológico y se transforma en vitamina A dentro del organismo. También es una fuente rica de Vitamina B3 o Niacina, encargado de la eliminación de toxinas del cuerpo; y es rico en calcio, fósforo y hierro. Además, es reconocida por sus facultades para la disminución del colesterol y los triglicéridos. 

El baobab es otro fruto con poderosas propiedades muy beneficioso para los niños. Destaca por su alto contenido en fibra, vitamina C, antioxidantes, minerales y aminoácidos esenciales. Para entender por que es un superalimento recomendado solo hay que tener en cuenta que contiene 3 veces más calcio que la leche, 3 veces más Hierro que el huevo y una considerable cantidad de Fósforo, Potasio y ácidos grasos. Además, el baobab específicamente tiene uno de los mayores contenidos de vitamina C de entre una gran variedad de frutas (kiwi, naranja, manzana y fresas) con 300 mg por cada 100 g. esto es aproximadamente 6 veces la cantidad que hay presente en una naranja, lo que demuestra la capacidad del baobab a la hora de trabajar como antioxidante. En África, el árbol de donde proviene este fruto es conocido como «el árbol de la vida».

—Como nutricionista, ¿por qué cree que los padres deberían incorporar estos superalimentos en la dieta de sus hijos? ¿Se puede consumir de manera diaria?

—Por supuesto que es muy recomendable que lo padres comiencen a introducir los superalimentos en la dieta de sus hijos, principalmente a partir de los tres años de edad, ya que son muy beneficiosos para su organismo. Se trata de un componente natural que podemos añadir en sus comidas, son muy nutritivos y les aporta enormes propiedades, algo que no hacen los alimentos procesados e industriales que abundan en el mercado y de los que hay que huir. Además, se pueden comer diariamente y lo recomendable es que se consuman como mínimo en períodos de tres meses. Notarán así una gran diferencia en cuanto a su crecimiento, desarrollo pero también en su actitud y vitalidad en el día a día.

—¿Cómo se pueden incluir estos superalimentos en la dieta de los niños?

—Los superalimentos se pueden añadir en la dieta diaria de los niños de manera normal, ya sea en bebidas vegetales, aguas, zumos o batidos, bizcochos caseros o cualquier otra receta. Lo que harán los superalimentos es completar esa comida de manera muy nutritiva pero también muy sabrosa. De esta manera los niños disfrutarán de su sabor y al tiempo, sin darse cuenta, están recibiendo todos los nutrientes que su cuerpo necesita.

—¿Qué aconsejas a aquellos padres que no saben si incluir o no este tipo de alimentos en la alimentación de sus hijos?

Al final los superalimentos son un ingrediente natural lleno de beneficios para la salud, por lo que no debe de haber dudas a la hora de incluirlo en la alimentación de los pequeños. El mejor consejo que puedo dar es que los padres piensen como pueden hacer que sus hijos disfruten de los superalimentos en su comida diaria. Quizás añadiéndolos en su bebida favorita, en un bizcocho casero que les guste mucho o que sean ellos mismos los que interactúen con los superalimentos. Lo importante es crear una buena experiencia en el niño, que tome contacto con estos ingredientes y de esta manera llegue a convertirse en un hábito saludable para toda la vida.

—¿Podría darnos alguna receta en la que podamos incorporar alguno de estos superalimentos?

—Podemos preparar unas trufas energéticas para la merienda o el desayuno de los niños en el colegio que no lleva nada de tiempo. Los ingredientes serían:

—Preparado «Pequeño Buda» (en cualquiera de sus tres sabores)

—Dátiles

—Exótico (Pepitas de cacao bañadas en azúcar de coco)

—Aceite de coco

—Una pizca de sal

Unimos todos los ingredientes y formamos bolitas del tamaño deseado. Una vez hechas las congelamos unos 30 minutos y listo. Se puede mantener en el congelador y sacar a medida que se use.