Vida sana

Cómo conseguir un glúteo perfecto sin photoshop

La entrenadora Marta Rosado propoen un entrenamiento distinto para cada tipo de trasero y cuerpo

Actualizado:

El trasero es una de las partes del cuerpo que más preocupa a las mujeres desde el punto de vista estético. En el top de los mejores destacan el de famosas como Gisele Bundchen, Irina Shayk, Beyoncé, Jennifer López, Sharon Stone, Kim Kardashian, Jennifer Aniston…

Lo cierto es que cada una de ellas tiene una forma o carcterísticas diferente: más respingones, más voluminosos, más planos, definidos, musculosos... Partiendo de este principio, la entrenadora Marta Rosado distingue siete tipos distintos de cuerpo de mujer y especifica el entrenamiento más adecuado para lucir unos glúteos perfectos.

—TRIÁNGULO: se caracteriza por tener los hombros estrechos y las caderas, los muslos y los glúteos prominentes. La cadera es ancha por naturaleza y las piernas también suelen ir acorde con la misma.

Consejo personal: Se deben realizar ejercicios de alta intensidad y alternarlos con intensidad moderada: sentadillas laterales con gomas, tijeras alternas, elevaciones laterales de pierna en banco, sentadillas en salto alternando piernas juntas y abiertas. Es imprescindible realizar muchas repeticiones: donde veas 10/12 o 15/20 multiplícalo por dos.

—RECTÁNGULO: Este cuerpo (su prototipo podría ser Victoria Beckham) se distingue porque la parte de arriba y la parte de abajo tienen la misma anchura y no suele tener ninguna definición en la cintura. Los hombros están en línea recta con las caderas y los brazos y las piernas son más bien delgados. Hay muy poca nalga, más bien es inexistente y carece de musculatura. Es un cuerpo proporcional, pero sin curva.

Consejo personal: Hay que activarlos y realizar movimientos de retroversión y anteversión pélvica. Este tipo de trasero necesita mucha actividad, darle un enfoque total y trabajar con grandes pesos, creando musculatura.

—TRIÁNGULO INVERTIDO: La persona con esta forma de trasero tienen los hombros pronunciados y las caderas estrechas. Se trata de una constitución muy agradecida. Es el culo fit por excelencia, ya que, al no tener apenas grasa, la definición muscular es mucho más evidente en hombros y espalda.

Consejo personal: Este tipo de culo es bastante agradecido con lo que se haga. Necesita un trabajo más localizado, sobre todo, de fuerza con mucho peso para potenciarlo.

—REDONDO: En este cuerpo hay grasa acumulada en el abdomen, arriba de la cintura y los hombros son más anchos que el resto. La persona está por encima de su peso ideal y su cuerpo carece de forma definida. Los hombros son redondos y la parte más prominente es la central donde está todo concentrado. Este tipo de culo redondo también se llama pelota o burbuja, podría ser el prototipo de culo de Drew Barrymore.

Consejo personal: Además de practicar running, senderismo, bicicleta… lo mejor es aprender un baile que ayude a mover la pelvis. También la entrenadora personal el trabajo con resistencia o gomas para trabajar elevación lateral, elevación lateral interior, patadas de glúteo e isometrías en diferentes ángulos.

—PERA: En este cuerpo, los hombros y el pecho son estrechos y la cintura ancha para juntarse con las caderas; esta es, con diferencia, la parte más ancha del cuerpo. Se trata de una constitución parecida a la V invertida, sólo que estos cuerpos no suelen estar musculados y acumulan mucha más grasa por genética, tanto en los glúteos como en las cartucheras, abdomen y pecho. También se dice que este cuerpo tiene forma de cuchara, guitarra o campana. Los glúteos son alargados y los muslos robustos.

Consejo personal: Es importante actuar en cuanto el cuerpo lo permita. Rosado aconseja comenzar alterando dos minutos caminando, uno corriendo, luego aumentando a 2-2, caminar 2 correr 3 y así sucesiva y progresivamente

—RELOJ DE ARENA: Halle Berry podría ser el prototipo de este culo que tiene como principal característica que pertenece a un cuerpo con una anchura similar entre los hombros y las caderas, pero con la cintura mucho más estrecha. Es el típico cuerpo pin up de los años 50, el de esas maravillosas mujeres envidiadas por su cintura de avispa. Es el tipo ideal para la mayoría.

Consejo personal: Tener buenos hábitos, ser constante en el entrenamiento y una dieta adecuada es imprescindible. Debemos trabajar ejercicios de alta intensidad para mantener el metabolismo alto para que el trabajo sea más efectivo. Aconseja hacer un trabajo exclusivo de fuerza de dos a tres días por semana, variando mucho los ejercicios. Intenta incluir sentadillas, pesos muertos y zancadas alternas en todos ellos. Realiza un buen trabajo en la pierna variando la apertura de las piernas y los pies para completar el trabajo.

—DIAMANTE: Se caracteriza por tener el abdomen más ancho que las caderas y los hombros y cintura no muy definidos. Podría ser el culo de Katherine Zeta-Jones. La estructura corporal es más bien pequeña, con los hombros y la espalda angosta. A veces puede confundirse con el cuerpo manzana, aunque en el cuerpo diamante el cuello es más corto.

Consejo personal: Marta aconseja trabajar en la escaladora, comba, step, elíptica llevando el peso atrás (a los talones). Otra disciplina aconsejable es la natación, trabajar con la resistencia del agua como actividades de aquaeróbic o aquagym. Para clases en el Gym recomienda GAP (glúteo, pierna y abdomen) para este tipo de trasero.

UN BÁSICO PARA TODOS:

Aparte de cada ejercicio para cada tipo de glúteo Marta Rosado aconseja introducir en la rutina un trío ganador:

•Subir escaleras: Para no perder fuerza, firmeza y consistencia y que no se vuelvan flácidos con el paso del tiempo. Lo ideal es subir una medía de cien escalones y subirlos de dos en dos.

•Saltar a la comba: Salta un minuto y para treinta. ¡Muy sencillo!

•Correr: Algo importante para cuando hagas tus rutinas es salir a correr después. El impacto que genera el running fortalece en cada zancada el trabajo anterior.

•Estirar: «Nunca te olvides de esto, no queremos músculos acortados. Al estirar disminuiremos el riesgo de lesiones, reduciremos tensiones musculares y seremos más flexibles», concluye.