Cinco terapias que ayudan a salvaguardar la salud femenina

Por qué las mujeres deben prestar más atención a su bienestar

MADRIDActualizado:

Muchas mujeres, aunque sea algo que no se reconoce o de lo que no se habla, son el pilar sobre el que se sustenta la salud y el bienestar familiar. Además como profesionales ocupan un gran peso en la estructura social desempeñando tareas sanitarias y educativas y de ahí la importancia, advierte la quiropráctica Roser de Tienda, de reflexionar del papel de la mujer en la salud y el bienestar propio y de los que la rodean. «La mayoría de las mujeres de hoy en día hacen malabarismos para coordinar y dedicar tiempo a todas las tareas diarias, incluso renunciando a tiempo para ellas. Y están agotadas».

Sobre mujeres sobrecargadas por tener dobles o triples jornadas, que reclaman vitaminas o ansiolíticos para poder seguir como sea con sus vidas, habla Roser de Tienda en su segundo libro, Hazte la vida fácil; un libro sobre la salud y los retos a los que se enfrentan las mujeres del siglo XXI.

Este cansancio vital acaba provocando un agotamiento y mal humor crónico, que alcanza su pico en época estival o en otros momentos cruciales del calendario, cuando la carga y el trabajo de conciliar aún se acentúan más. «A mi consulta llegan mujeres con la espalda destrozada y que repiten continuamente la misma frase: ya no puedo más, estoy agotada, al límite...No me da la vida», cuenta Roser de Tienda.

Las largas jornadas laborales, salir corriendo después del trabajo para recoger a tus hijos, para hacer algún recado o ir a visitar a tus padres, hacer la compra, cocinar, limpiar, hacer los deberes y jugar con tus hijos, intentar encontrar tiempo de calidad para tu pareja… Y, sobre todo, no desconectar nunca y estar siempre pendiente de las necesidades de otros, hace que las mujeres lleguen exhaustas al final del día.

En España este síndrome aún no se trata como un mal diagnosticado, pero en Inglaterra, el Servicio Nacional de Salud ya usa el término TATT que equivale a «Tired all the time», es decir: cansadas todo el tiempo.

Cinco terapias de vanguardia

En su deseo de contribuir a un mundo más consciente, preocupada por lo que escuchaba en su consulta y tras observar durante años la presión a la que viven sometidas las mujeres del siglo XXI, Roser de Tienda comparte cinco consejos para reconectar, pautas para vivir de una manera consciente. Terapias que contribuyen a mejorar la salud femenina.

1. Terapia EMDR. El EMDR por sus siglas en inglés de las palabras desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares, (Eye Movement Desensitization and Reprocessing) es un modelo de psicoterapia innovador para tratar traumas. Es el método de tratamiento más eficaz y validado científicamente que puede encontrarse en la actualidad. Se aplica a un amplio y variado espectro de problemas de salud: trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de alimentación, obsesivos compulsivos, trastornos de personalidad, fatiga crónica, fibromialgia, duelos no procesados…

2. Quiropráctica. La quiropráctica, palabra que proviene del griego y significa “hecho con las manos”, ajustará tu columna y recolocará en su posición adecuada a aquellas vértebras que han perdido su alineación ideal dentro de la columna e interfieren en el correcto funcionamiento del sistema nervioso debido al nacimiento, estrés, o han salido de su a causa de malas posturas o accidentes… y que pueden estar pinzando algún nervio provocando mareos, dolores de cabeza, ciáticas, o hernias discales.

Pero es mucho más que una terapia para el dolor físico. Es una terapia de vanguardia y sostenible que te ayuda a reconectar, a ajustarte y a ser más feliz.

La autora sostiene que cuidar la columna es sinónimo de salud, tanto física como emocional y que la quiropráctica puede ayudar y es determinante en el desarrollo físico y emocional de una persona.

Esta técnica se puede aplicar desde el momento en que nace un bebé, durante su crecimiento, a mujeres embarazadas, durante la menopausia, post-parto, para personas deportistas… en resumidas cuentas: en todas las etapas de la vida de un ser humano.

3. Mindfulness. Esta terapia consiste en volver a sintonizar con lo que está pasando dentro y fuera de nosotros, para dejar de vivir en piloto automático y con esa sensación de que no tienes tiempo para nada. Supone realizar lo cotidiano con plena atención.

En la actualidad se empieza a aplicar en las escuelas y en muchos trabajos. Incluso en casa con los niños. En una época en la que vivimos atrapados en una la conexión continua a la tecnología, a simple vista parece fácil, pero no lo es tanto, porque a todos nos cuesta mucho dejar de estar conectado para conectarnos con nosotros mismos.

«La clave consiste en vivir con atención plena el momento presente con interés, curiosidad, aceptación y sin juzgar», apunta la autora.

4. Terapia Neural. La Terapia Neural es un tratamiento que, esencialmente, busca que el organismo repare procesos patológicos a través de pequeños estímulos provocados por la aplicación de procaína. Es una terapia bio reguladora a través de un principio de estímulo y reacción. El estímulo es una pequeña aplicación de un anestésico local llamado procaína que se coloca en diluciones bajas y en micro dosis en puntos específicos, prácticamente no hay efecto anestésico en esta aplicación, pero sí un efecto terapéutico que se mantiene en el tiempo. Sirve para tratar cualquier infección, inflamación, traumatismo, cicatrices, afecciones odontológicas…

5. Zumoterapia. Los zumos de frutas y verduras tienen diferentes efectos en la salud. Son cócteles de vitaminas y minerales con un efecto alcalino sobre nuestro organismo. Además ayudan a oxigenar nuestra sangre (los vegetales de hoja verde son muy ricos en clorofila), regulan el tránsito intestinal y retrasan el envejecimiento ya son fuente de antioxidantes que combaten los radicales libres que dañan las células del cuerpo y aceleran nuestro proceso de envejecimiento.

Pero si lo que ahora es prioritario es acabar con este cansancio que provoca el fin de curso y la llegada del verano Roser de Tienda tiene las claves para afrontar esta nueva estación recuperando la energía perdida.

Consejos para descansar y dormir mejor este verano, por Roser de Tienda

1. Cena ligero: Evita las grasas, las especias y los picantes. Elige platos ligeros como ensaladas o cremas frías.

2. Presta atención a tus pies: Son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Ahora, con las altas temperaturas puedes conciliar mejor el sueño si los enfrías o destapas.

3. Apaga los dispositivos electrónicos: Aparte de desprender ondas, los gadgets también desprenden calor.

4. Practica deporte: Si practicamos deporte llegaremos más cansados a la cama, pero durante el verano es mejor realizarlo a primera hora del día, ya que elevan nuestra temperatura corporal y nos costará dormir bien.

5. Ventila el espacio: El aire fresco y renovado siempre nos ayudará a descansar mejor.

Si fuera posible, concluye De Tienda, «sería ideal ordenar tu jornada con un calendario, para poder tener más tiempo, y aprende a delegar y a asumir que no todo tiene que estar perfecto. No pasa nada si no llegas a todo. En definitiva, no te agobies por lo que no puedes hacer. Haz lo que puedas pensando en que no pasa nada por bajar el ritmo, que también es tu verano y que tienes que aprovecharlo al máximo». «Reivindiquemos el derecho a ser felices y la importancia de cambiar aquello que nos perjudica para vivir mejor y para ello apoya la labor de mejorar la salud femenina para paliar la crisis continua en la que viven las mujeres».