NUTRICIÓN

«Somos lo que comemos, por eso deberíamos tener más cuidado con nuestra alimentación»

Carla Zaplana, autora del libro «Superfoods», recoge en un libro los mejores

Carla Zaplana, durante la presentación en España de «Superfoods»
Carla Zaplana, durante la presentación en España de «Superfoods» - ERNESTO AGUDO

«Somos lo que comemos. Por eso deberíamos tener más cuidado con nuestra alimentación». Así empieza su presentación Carla Zaplana, nutricionista, dietista y coach de salud. Pero, ¿qué es lo que hace que un alimento sea considerado como «súper»? «La palabra "superalimento" fue definida por primera vez en 1915 por el Oxford English Dictionary como "un alimento rico en nutrientes considerado especialmente beneficioso para la salud y el bienestar". Pero, para mi juicio, ha habido mal uso de esta denominación, pues estos alimentos existen y por suerte están más cerca de nosotros de lo que pensamos», asegura. Ella los ha recogido en su último libro «Superfoods», donde además comparte 95 recetas para «vivir mejor».

Para Zaplana, hoy en día los llamados superalimentos deben cumplir los siguientes requisitos: que nos aporten una considerable concentración de micronutrientes y otros elementos, como vitaminas, minerales, antioxidantes, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fitonutrientes, fibra... y que a la vez nos aportan pocas calorías. No hay, reconoce, unos criterios estándar a los que un alimento deba atender o cumplir para ponerles la etiqueta, pero «sí existen algunos parámetros que se tienen en consideración para determinar su riqueza y su densidad nutricional, como son el ORAC y el ANDI».

ORAC y ANDIC

El índice ANDIC, creado por Joel Fuhrman, uno de los doctores de referencia esta nutricionista, muestra la densidad de nutrientes de un alimento en una escala del 1 al 1.000 basada en los nutrientes que contiene por gramo (vitaminas, minerales, fitoquímicos y antioxidantes). «Aquí entrarían multitud de vegetales de hoja verde, y que debemos tomar en ensaladas, de guarnición, o en batidos y zumos verdes», propone Zaplana. Por su parte el ORAC (capacidad de absorción de radicales de oxígeno): El sistema ORAC, prosigue esta coach, evalúa los componentes de un alimento de acuerdo con su capacidad antioxidante, es decir, «según su capacidad para inhibir la oxidación provocada por los radicales libres, y se utiliza para comparar el contenido en antioxidante en los diferentes alimentos».

Carla Zaplana, durante la presentación en España de «Superfoods»
Carla Zaplana, durante la presentación en España de «Superfoods»- ERNESTO AGUDO

Zaplana, que vive en Estados Unidos desde hace años, relata que el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos» recomienda la ingesta diaria de 5.000 ORAC «para combatir el efecto de los radicales libres que generamos y recibimos diariamente, pero somos muchos los profesionales de la nutrición que defendemos que la cantidad sugerida no es suficiente para contrarrestar la contaminación a la que estamos expuestos día tras día». Así pues para esta experta la recomendación de cinco piezas de fruta y verdura al día «se queda corta». A su juicio, serían «muchas más para tener un efecto positivo sobre la exposición diaria a toxinas».

En su libro, Zaplana recoge el grupo de alimentos que presenta una puntuación más elevada en la evaluación ORAC, que es el de las hierbas y especias deshidratadas. De entre ellas, destacan el orégano, el clavo, la cúrcuma y el comino, así como también el té verde, el cacao en polvo y frutas como el acai, la granada, las uvas y, en general, todos los frutos silvestres.

Toda la actualidad en portada

comentarios