Seis trucos infalibles para que tus hijos coman pescado sin protestar

El pescado es uno de los pilares básicos de cualquier dieta equilibrada

MADRIDActualizado:

El pescado es uno de los pilares básicos de cualquier dieta equilibrada por la cantidad de nutrientes esenciales que aporta a nuestro organismo. Por este motivo, es especialmente importante introducirlo en la dieta de los más pequeños para garantizar que crezcan sanos y fuertes. Sin embargo, no siempre fácil animar a los niños para que coman pescado, lo que obliga a muchos padres a agudizar el ingenio y utilizar una amplia variedad de trucos para lograr este objetivo.

Por este motivo, Organizados.es, la plataforma de compra online, ha realizado una encuesta online entre cerca de 800 personas de toda España para conocer cuáles son los trucos más utilizados por los padres, con los siguientes resultados:

1. Acompañarlo con salsas: éste es el truco preferido por casi un 27% de los encuestados. A la hora de familiarizar a los niños con el pescado, es recomendable añadirle salsas que gusten a nuestros hijos, como puede ser el tomate frito o la bechamel. Podemos ir rebajando poco a poco la cantidad de salsa, para que los niños se vayan acostumbrando al sabor del pescado de manera progresiva.

2. Elegir pescados de sabor suave: la merluza o la pescadilla son opciones ideales para que los niños vayan acostumbrándose a comer pescado, ya que su sabor el más suave y no provocará tanto rechazo como otros más intensos. Se trata del segundo truco más extendido, elegido por más del 15% de los encuestados.

3. Probar recetas nuevas: para estimular la curiosidad de los más pequeños, nada mejor que variar la forma de cocinar el pescado y convertirlo en una experiencia nueva cada día. El 13,1% de los encuestados ha elegido esta opción.

4. Incorporarlo a otras recetas: para el 13% de las personas consultadas, su solución consiste en utilizar el pescado como ingrediente para empanadillas, croquetas, pastas u otros platos. De esta manera se aseguran de que el sabor o la textura no sean un problema.

5. Involucrar a los niños en la elaboración del plato: cocinar entre padres e hijos es una actividad divertida que cada vez está más de moda y que, además, ayuda a que los niños sean menos reacios a la comida. Animándoles a participar de la elaboración de la receta tendrán menos prejuicios hacia el pescado. Casi el 9% de los encuestados se decantan por esta opción.

6. Emplatarlo de forma original: para que el pescado entre por los ojos, nada mejor que jugar con la presentación, las formas y los colores, convirtiendo la hora de la comida en una actividad divertida. El 8,5% de los participantes en la encuesta han elegido esta opción.

Otras respuestas han sido desmigarlo para hacer hamburguesas (5,45%), mezclarlo con puré de patata (4,28%), cocinarlo con huevo en tortillas francesas o huevos revueltos (3,11%) o utilizarlo en sándwiches y bocadillos (1,04%).