Familia

DAS, el test que mide la calidad en tus relaciones de pareja

La Clínica Universidad de Navarra ayuda a encontrar el orígen de los problemas de una relación y cómo solucionarlos

Actualizado:

Discusiones a cada momento, tensos silencios, frías miradas... pero, ¿qué está pasando? Hay matrimonios y parejas que de estar llenas de complicidad y cariño, se tornan en relaciones turbulentas y entran en un bucle del que es difícil salir porque, en la mayoría de las ocasiones, no se sabe por dónde empezar y, además, el problema o problemas que originan el conflicto no están muy claros.

Los especialistas de la Unidad de Disgnóstico y Terapia Familiar (UDITEF) de la Clínica Universidad de Navarra son consicentes de ello por las condiciones en las que llegan tantas parejas a sus consultas en busca de un salvadidas que ponga flote la relación.

En un claro intento de ofrecer soluciones, la doctora Raquel Martín, psicóloga del departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de esta Clínica, y Adrián Cano, especialista en Psiquiatría en esta misma unidad, realizaron un minucioso estudio para avalar la versión oficial de la Escala de Ajuste Diádico (DAS) en España. Esta herramienta se creó en Estados Unidos en 1976 y ha sido utilizada como referencia mundial por los especialistas en pareja. Sin embargo, en España ha sido hace poco, cuando los dos especialistas de la Universidad de Navarra han avalado este cuestionario y lo han adaptado para dar soluciones efectivas a las parejas en nuestro país.

Adrián Cano
Adrián Cano

Grado de satisfacción

Pero, ¿en qué consiste exactamente? Se trata de un test objetivo compuesto por 32 ítems que evalúa diferentes áreas como el grado de satisfacción de la pareja, la tensión que se vive en la relación; la cohesión, es decir, comprobar si se tienen criterios comunes en asuntos importantes como el trato con las familias políticas, la educación de los hijos... «Es curioso –explica Adrián Cano, especialista de la UDITEF de la Clínica de la Universidad de Navarra– cómo en las parejas que se llevan mal, las mujeres muestran una peor satisfacción en comparación a sus maridos y, en las que las que se llevan bien, la mujer tiene una percepción de que la relación es aún mejor de lo que piensa su marido».

Adrián Cano asegura que el resultado de este test, que se realiza en unos quince minutos, se acompaña con entrevistas a la pareja, de forma conjunta y por separado, así como por un genograma que ayuda a dibujar el árbol genealógico de cada uno para conocer los patrones de los que proceden. «Hemos demostrado que los patrones heredados influyen mucho en la pareja», matiza. Por último, también realizan «algo que no se hace en ninguna consulta de parejas», como es la prueba observacional de comunicación MICS. «Consiste en que la pareja charle a solas sobre un tema que les proponemos mientras les grabamos».

Con todas estas pruebas, la pareja es citada a las tres semanas por el especialista quien les comunica porqué y en qué falla su relación. «Les planteamos una terapia que suele durar, dependiendo del caso, unos seis meses, asistiendo una vez al mes. El porcentaje de parejas que solucionan sus problemas es muy alto. Los principales fallos son que pierden el sentido de que la relación es una unidad, y cada uno empieza a ir por su cuenta,y, sobre todo, la alteración en la comunicación.