Sexo«Es falso que las mujeres experimenten dos tipos de orgasmos»

La sexóloga francesa Valérie Tasso resuelve varias de las dudas que se plantean las mujeres y pone de manifiesto los mitos y mentiras que existen sobre su sexualidad

MadridActualizado:

La anorgasmia hace referencia a la incapacidad que tienen algunas mujeres para experimentar un orgasmo. En este sentido, puede que una mujer no haya experimentado nunca un orgasmo, por lo que padecería de anorgasmia primaria; o existe la posibilidad de que, por diversos motivos, deje de experimentar orgasmos a pesar de que ya los haya tenido con anterioridad, en cuyo caso padece anorgasmia secundaria.

«La anorgasmia es una patología que afecta al 20% de las mujeres, en la mayoría de los casos se genera por la presión que esta ejerce sobre sí misma, pero es importante destacar el hecho de que es posible corregir dicha afección a corto y medio plazo», añade la sexóloga francesa Valérie Tasso.

La especialista explicó que conocer la verdadera naturaleza del clítoris es fundamental para llegar al orgasmo y solucionar problemas como la anorgasmia. También remarcó la importancia de animar a las mujeres a que experimenten con su propio cuerpo y descubran su sexualidad, ya que de esta manera serán capaces de obtener un mayor placer y alcanzar el orgasmo.

Puerta hacia el desconocido mundo del orgasmo

Una de las premisas sobre las que enfatiza Tasso es que existe la creencia incorrecta, aunque generalizada, de que las mujeres pueden experimentar dos tipos de orgasmos distintos: vaginales y clitorianos. Sin embargo, la sexóloga francesa advirtió de que esta creencia es falsa, ya que el clitoriano es el único tipo de orgasmo que las mujeres pueden experimentar.

El clítoris es, sin lugar a duda, un órgano sobre el cual todavía existen infinidad de cosas por conocer. No obstante, éste copa los primeros resultados que aparecen al introducir «ese gran desconocido» en el buscador de Google. «Muy poca gente es consciente de que el clítoris tiene como única función otorgar placer», comenta Tasso. «De hecho, “Kleitoris” (del griego, clítoris) significa “llave”, la cuál abre la puerta hacia la máxima representación del placer: el orgasmo», añade.

Más allá de la parte externa, el clítoris, que tiene un tamaño real de entre 10 y 12cm, se compone también de una parte interna no visible que permanece ajena a la estimulación exterior.