FORO ¬ęEspa√Īa en femenino¬Ľ

Un viaje hacia la igualdad

La necesaria presencia femenina en la alta dirección y las formas de conseguirlo centraron el primer foro «España en Femenino» entre mujeres directivas celebrado en la Casa de ABC

F√°tima B√°nez, ministra de Empleo, Ana Mar√≠a Llopis, presidenta de DIA, y Rosa Garc√≠a, presidenta de Siemens Espa√Īa - Isabel Permuy

Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social; Ana María Llopis, presidenta de la cadena de supermercados DIA, y Rosa García, presidenta y consejera delegada de Siemens España analizaban la situación de las mujeres directivas en nuestro país en el primero de los foros «España en femenino» que reunirán en ABC a algunas de las españolas más representativas y que más contribuyen al avance femenino en el terreno laboral y otros ámbitos de la profesionales.

La escasa presencia de la mujer en los altos cargos en España y en el mundo tienen mucho que ver con el acceso a la educación que desde los años 70 ha ido igualándose entre hombres y mujeres. «Hoy en día no hay tantas mujeres como hombres en la alta dirección porque en aquellos momentos sólo había un 25% de mujeres junto a ellos en las universidades» y son esos hombres que ahora tienen 60 años los que están en los consejos de administración a los que poco a poco van llegando las mujeres, explica Llopis, a lo que Rosa García añade que, además «cuando avanzabas en tu carrera profesional y te quedabas embarazada la sociedad te gritaba “bueno, ahora lo dejarás porque tu marido gana bien ¿verdad?”, fue en ese momento cuando algunas fuimos más persistentes y creímos que podíamos ser buenas madres, buenas compañeras y también buenas ejecutivas aunque muchas se dejaron arrastrar por la sociedad que produjo un escalón generacional por el cual ya no queden tantas mujeres de más de 50 años trabajando».

Los estudios de las grandes consultoras indican que la presencia femenina en los consejos genera beneficios para las empresas

Para la ministra esta discriminación hace perder a España porque la presencia femenina en los consejos genera beneficios para esas empresas y, por ende, para el país que tiene que luchar por «competir con lo mejor que tiene, y lo mejor que tiene como activo es el talento, la persona, todo el capital humano, mujeres y hombres independientemente de su edad» para lo que cree necesario tomar medidas desde el ámbito público así como el privado y el empresarial que favorezca la igualdad pero Báñez aboga por «medidas motivantes que ayuden a cambiar la cultura, desde la familia, desde la universidad, el colegio y el trabajo porque eso es construir país».

Tanto Ana María Llopis como Rosa García y la propia ministra coincidían en la necesidad de fomentar las políticas de flexibilidad como el tele trabajo o la racionalización de los horarios para que el hombre y la mujer puedan trabajar para vivir y no al contrario, «para que seamos capaces de hacer compatibles el trabajo con nuestra vida, aquellos que quieran dedicar parte de su tiempo al cuidado de sus mayores o de sus hijos lo puedan hacer, otros lo harán al deporte, otros al ocio, la cultura, otros a la formación...».

Pero también es necesario las mujeres reclamen en el seno de la familia esta igualdad que piden en el mercado laboral que aún hoy en día ellas «trabajan más de cuatro horas desde que salen de la oficina en el cuidado del hogar mientras que los hombres sólo dos» recuerda la presidenta de Siemens España mientras que su homónima de DIA añade que tiene que haber «momentos en tu carrera profesional en los que él cede porque tú tienes una oportunidad profesional y otros en los que tú cedes porque él tiene una oportunidad». «La conciliación es un “pas de deux”, hacen falta dos».

Toda la actualidad en portada

comentarios