Familia - Padres e hijos

«Trabajo mucho pero priorizo a mi hijo por encima de todo»

La mediática pastelera Alma Obregón explica como compagina maternidad y vida laboral

Alma Obregón cuenta a ABC de dónde viene su pasión por los cupcakes en 2013, antes de tener a su hijo

Hay mujeres que parece que llegan a todo, que además lo hacen sin despeinarse, y sin perder la sonrisa. Cuando encima son madres, el mérito es superior, porque los niños requieren muchísima atención. Este es el caso de Alma Obregón, la conocida pastelera-bloguera que tiene una escuela de cocina, un programa de televisión y corre maratones. Pero por encima de todo está Brunito, su hijo de casi un año, que le ha robado el corazón y por el que lo dejaría todo. Durante la presentación del último informe del Observatorio del Cacao nos contó como se las arregla para hacer tantas cosas.

¿Cómo empezaste a interesarte por la repostería?

Después de acabar la carrera me fui a hacer el doctorado a Alemania. Me aburría mucho, estaba muy triste porque no tenía a los míos y, además, llovía y hacía mucho frío. Entonces empecé a interesarme por los cupcakes, que allí veía por todas partes, y el horno se convirtió en mi refugio. Soñaba con recetas. Me di cuenta de que era mi pasión. Cuando volví a España les dije a mis padres que lo dejaba todo y que iba a hacer repostería. Estudié, me saqué el título en Le Cordon Bleu, recibí cursos, monté la escuela y hasta hoy. Esto es mi vida.

¿Tuvo mucho que ver el blog en tu decisión de dedicarte a esto?

Fue el principio de todo y fue decisivo. Cuando estaba en Alemania hacía tantas recetas que pensé que una manera de entretenerme y distraerme de la tesis era iniciar una bitácora de postres. En esos momentos empezaron a ponerse de moda los cupcakes y justo tenía el blog en marcha. El que quería saber algo de estos dulces en idioma castellano tenía que dirigirse al mío. Gracias a él pude publicar los libros, comenzó el programa... fue el germen de todo.

También eres una corredora entregada...

Justo antes de irme a Alemania estaba haciendo mucho deporte y una amiga me dijo que si corría con ella la Carrera de la Mujer y me animé. Fueron los 6 km más felices de mi vida. Venía arrastrando un problema de alimentación, tenía la autoestima muy baja y, de repente, esa competición me cambió la vida. En Alemania fue una de las dos cosas que me alegraron la vida: cupcakes y correr. Cuando volví a España me lo tomé más en serio, empecé a entrenar de forma regular y corrí medias maratones y luego maratones. Me di cuenta de que lo que me gustaba era la larga distancia y, sobre todo, los maratones y ultra maratones. He hecho los 100 km del Sahara, los 100 km Madrid-Segovia. Me fui hasta EEUU y hice los 160 km de Leadville... (se queda callada unos segundos)... Igual 160 km no es tan sano, (sonríe ampliamente) pero correr me encanta, me desestresa mucho, me hace sentir bien, me ayuda a quemar lo que como de dulce (se ríe). Me parece que es una forma de deporte súper sencilla, que se puede hacer en cualquier lado y la única que, con la vida que llevo, con tanto viaje, puedo seguir practicando.

Ahora también eres madre, una variable que lo cambia todo. ¿Cómo compaginas la tele, la pastelería, las carreras... con la maternidad?

La verdad es que la maternidad me ha cambiado la vida al 100%. Siempre he querido ser madre, pero no pensaba que iba a ser así de maravilloso. Estoy completamente enamorada de Bruno, cada día le quiero más, es que me va a estallar el corazón. Le veo y me muero, le quiero tanto... Desde el principio me planteé que quería llevar una maternidad lo más consciente posible y lo más volcada que pudiera. Lo bueno es que mucha parte del trabajo lo hago desde casa y soy mi propia jefa. En cualquier caso, mi marido también ha tenido que cambiar su trabajo, porque salía de casa a las 9 de la mañana y llegaba por la noche. Antes eso era compaginable con mi trabajo, pero ya no. Así que ha empezado a trabajar desde casa también. Teníamos claro que queríamos conciliar y estar el máximo tiempo con Bruno y nos vamos turnando para ocuparnos de él. He priorizado a mi hijo por delante de todo. Aunque parece que hago mil millones de cosas, hago menos de la que podría estar haciendo porque he querido que sea lo primero y compartir con él todo lo que hago.

Tu trabajo implica viajar, ¿en esos momentos tampoco te separas de tu hijo?

Viajo mucho por trabajo y desde un principio decidí que, o viajaba con él o no viajaba. Hasta ahora todos los viajes que he hecho han sido con él. A alguno no hemos ido porque no era posible llevarle. Para mí es fundamental disfrutar de mi hijo al máximo y que esté con nosotros. Nos lo llevamos a la montaña, a correr con el carrito, de viaje, y es genial.

Hace quince días que has emprendido una nueva aventura, has abierto una pastelería, ¿qué ha supuesto para tu maternidad?

Es verdad que es muy estresante y más ahora con la pastelería, que me voy a las 5 de la mañana para entrar en el obrador. Entonces mi marido me trae a Bruno a mediodía para que le vea y le de el pecho. La primera semana ha sido durísima, pero nos hemos ido ajustando. En cualquier caso sigo intentando pasar el máximo tiempo con mi pequeño y cuando tengo la oportunidad me voy a jugar con él.

¿Tus padres te ayudan mucho?

Sí, muchísimo. Mis padres me apoyan en todo. Mi madre incluso en la parte de los talleres de la escuela de repostería porque le gusta mucho la cocina y se pone de pinche. Con Bruno nos ayudan una barbaridad y tienen muy buena mano. Pero no queremos abusar de los abuelos. Me gusta que vengan pero para hacer cosas juntos, en familia. Está siendo una experiencia genial. Creo que ser abuelos es la vocación que ellos acaban de encontrar.

¿Te planteas tener más hijos?

Sí, claro. A mí me gustaría tener tres, o por lo menos, dos. No quiero esperar mucho porque cuanto más tardemos, más difícil es ajustar las edades. Y además tengo que correr un maratón antes, porque la recuperación deportiva después del parto de Bruno fue muy complicada y dura. Ahora que me he puesto en forma, correremos un par de maratones más y ya buscaremos el siguiente bebé...

Toda la actualidad en portada

comentarios