Familia

El regalo, no material, que emociona a los niños en su Primera Comunión

Tanto el homenajeado como todos los familiares disfrutan de la experiencia

Actualizado:

El mes de mayo está a la vuelta de la esquina, y con él llegan las celebraciones de la Primera Comunión. Según algunos estudios, cada invitado gasta una media de 70 euros en un detalle. El 44% opta por regalar dinero al comulgante; el 26% regala ropa y complementos, como medallas, relojes y pulseras; el 15% prefiere obsequiar con productos de última generación, y el 11% se decanta por los juguetes.

Entre los regalos materiales, lo más demandado siguen siendo los pendientes, el anillo, la pulsera y el reloj para las niñas, y los relojes, las medallas o cruces para los niños. A pesar de eso, las joyerías han registrado un descenso en los artículos de Comunión del 70% desde el año 2000. Además, si antes las ventas comenzaban varios meses antes de la celebración, ahora se espera al último momento.

Lo cierto es que hacer un regalo en este día tan especial siempre suele ser un quebradero de cabeza. Bajo esta premisa, y con el objetivo de sorprender a los homenajeados, Javier Lozano, CEO de Singerfy, ideó una alternativa que supusiera para los niños una sorpresa más emocional que material.

«La idea es crearles de manera personalizada una canción en cuya letra pueda escuchar su nombre, acciones con las que se identifique, sus gustos... Además, contamos con la opción de montar un vídeoclip de la canción con fotos o vídeos que nos manden los padres o familiares», explica Javier Lozano.

La forma de hacerlo es muy sencilla «porque las personas que quieran este regalo de comunión sólo deben acceder a la web e ir eligiendo opciones que da el programa. Podrán hacer su selección entre diferentes estilos musicales, tipos de voz —masculina o femenina—, y a través de desplegables escribir lo que le gustaría que escuchara en su canción».

El precio es fijo: las canciones cuestan 49 euros, y los vídeos 78 euros. Los clientes reciben en tan solo 5 días un mail con un MP3 con la opción que hayan elegido. La duración depende de la canción, en el caso de las canciones de comunión rondan los 3 minutos (existen dos modalidades: Sorpresa primera comunión [3:15min] y Felicidades por tu comunión [2:40]) pero también depende del estilo que elegido. El vídeo tiene la misma duración que la canción, pero además se puede incluir una dedicatoria.

Desde que comenzaron con esta experiencia en enero de 2016 han vendido 1.500 canciones. «Por los comentarios de los clientes sabemos que los niños se quedan con la boca abierta porque es un regalo original que nunca han visto o escuchado. Al oir su nombre y referencias propias a su persona se quedan impresionados y muy emocionados. Les gusta tanto a ellos como a sus familiares», confiesa Lozano.

Actualmente, esta startup de Zaragoza tienen clientes de toda España y de Latinoamérica fundamentalmente. Su cartera de productos se ha ampliado y también ofrecen canciones personalizadas para otro tipo de eventos como cumpleaños, aniversarios, jubilaciones, bodas, para pedir salir, para pedir una reconciliación...