A partir de hoy los hombres podrán disfrutar de cuatro semanas de permiso por paternidad

Podrán cogerse estos días justo después del nacimiento, simultanearlo con la madre durante su baja o cuando acabe esta

MADRIDActualizado:

Los padres de los primeros bebés de 2017 dispondrán ya de cuatro semanas de permiso, intransferibles y no obligatorias, dos más que hasta ahora, tal y como confirmó Gobierno el pasado 16 de diciembre. Esta ampliación tenía que haber entrado en vigor, como tarde, el 1 de enero de 2013.

Para hacer efectiva esta medida ahora, el Ejecutivo no tendría que aprobar ningún decreto o norma. La prórroga de los Presupuestos Generales del Estado haría automática la entrada en vigor de este permiso por nacimiento de hijo, adopción o acogida que el Gobierno suspendió hasta el próximo 1 de enero.

Este derecho que se podrá disfrutar a jornada completa o parcial, es exclusivo de los padres trabajadores u otro progenitor —en caso de parejas del mismo sexo—, y, a diferencia del permiso de maternidad, no podrá ser cedido a la madre en ningún caso, tal y como establece la Ley de Igualdad entre Hombres y Mujeres de 2007.

Además, se podrá disfrutar inmediatamente después del nacimiento, simultanearlo con la madre durante la suspensión del contrato por maternidad o después de la baja maternal para alargar el cuidado del hijo por ambos progenitores. Este derecho se amplía en dos días más por cada hijo a partir del segundo cuando se trate de parto, adopción o acogimiento múltiple.

La ampliación de dos a cuatro semanas del permiso paterno por nacimiento o adopción de un hijo está previsto en la Ley de Igualdad, que daba de margen hasta el 1 de enero de 2013 para ponerlo en funcionamiento con la intención de que fuese la primera piedra de cara a una progresiva equiparación de estas licencias, ya que las madres tenían hasta ahora 16 semanas y los padres solo dos.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, promotor de esa ley, se comprometió a poner en marcha la medida antes de que venciera el plazo, sin embargo, cuando llegó el momento de hacerlo, en 2009, alegó que costaría al erario público 200 millones de euros que en aquel momento, no estaban disponibles, así que lo pospuso.

Cuando en 2011 el Partido Popular ganó las elecciones, hizo lo mismo. Se comprometió a que la medida entraría en vigor el 1 de enero de 2013, el plazo límite que marcaba la Ley de Igualdad, sin embargo, llegado el momento, lo aplazó.

Para ello, se sirvió de una disposición adicional a la Ley Orgánica de Presupuestos Generales del Estado que dejaba sin vigencia el artículo de que establecía la ampliación del permiso. En los presupuestos de 2014 y 2015, prorrogados en 2016, hizo la misma operación, de modo que hasta la fecha no ha llegado a entrar en vigor.

Hacia la equiparación de permisos

Ciudadanos incluyó la ampliación del permiso de paternidad entre las cláusulas del acuerdo que suscribió con el Partido Popular para apoyar la investidura de Mariano Rajoy, como parte de una iniciativa más ambiciosa que aspira a ampliar progresivamente la duración de estas licencias por nacimiento o adopción de un hijo, concretamente hasta ocho semanas más en dos años.

Esto no convence a la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento y Adopción (PPiiNA), pues la formación naranja quiere que padres y madres tengan entre los dos 26 semanas (ahora suman 20) de las que ocho para cada uno serían intransferibles (las intransferibles ahora son seis de la madre por motivos médicos) y el resto, intercambiables.

Para esta organización este planteamiento es un error, ya que, como demuestra la experiencia de España y de otros países europeos, al final es la madre, por una cuestión de costumbres, quien se acaba cogiendo todas las semanas de permiso (se transfieren menos del 2%), por lo que queda penalizada en el mercado laboral, al tiempo que el padre queda penalizado en el desarrollo del vínculo con su hijo y en el disfrute del mismo. Sostiene que ambos pierden, además, en corresponsabilidad.

Precisamente, el pasado mes de octubre, el Pleno del Congreso aprobó, con la abstención del PP y Foro Asturias, una iniciativa promovida por Unidos Podemos para igualar en 16 semanas los permisos de maternidad y paternidad y que, además, estos no sean transferibles entre los progenitores.

Los funcionarios y los 16 meses de Suecia

Según ha informado UGT los padres que son empleados públicos podrán disfrutar de este derecho, pero a diferencia de los que trabajan en empresas privadas, los primeros sólo podrán hacerlo inmediatamente a continuación del parto, adopción o acogimiento, algo que este sindicato considera «una agravio comparativo».

UGT advierte en un comunicado de que España está «lejos» de los países más avanzados en esta materia y reclama políticas para igualar las condiciones laborales de las mujeres y facilitar la corresponsabilidad compartida, que pasan por la ampliación progresiva de los dos permisos, tanto el de maternidad como el de paternidad.

En concreto, recuerda que en Suecia el permiso por maternidad/paternidad es de 16 meses a compartir entre la madre y el padre, estando el padre obligado a disfrutar 60 días más 10 días laborables a partir del nacimiento; y en Noruega, la baja maternal es de 14 meses y de 70 días para el padre, con un permiso para la madre de 21 días previos al parto.

Empresas comprometidas

Mutua Madrileña ha ampliado el permiso de paternidad en dos semanas adicionales a las establecidas por ley, por lo que sus empleados tendrán un permiso de seis semanas cuando sean padres, según informa la aseguradora.

La compañía ha anunciado esta medida tras la decisión adoptada por el Gobierno, el pasado 16 de diciembre, de elevar a un mes el permiso de paternidad, a partir del próximo 1 de enero para todos los trabajadores.

El director de recursos humanos de Mutua Madrileña, Rafael González-Palenzuela, ha destacado que con esta ampliación, «superior en dos semanas al establecido por ley», reafirman su «compromiso con la conciliación, la igualdad y la corresponsabilidad en la tarea del cuidado de los hijos, sobre todo en sus primeros meses de vida».

Mutua Madrileña contaba con el permiso de paternidad ampliado a un mes natural desde el año 2010, cuando introdujo este beneficio en su paquete de medidas en favor de la conciliación y la flexibilidad laboral. De este modo, Mutua se convirtió en la primera empresa en España con este permiso ampliado para los padres, frente al periodo de disfrute establecido por ley, fijado entonces en quince días.

Desde que puso en marcha el permiso de paternidad ampliado a un mes, más de 350 empleados de Mutua Madrileña se han beneficiado de la medida, lo que supone en torno a un 40% de su plantilla masculina.

Esta iniciativa se suma a otras medidas diferenciales de la aseguradora en favor de la conciliación y la flexibilidad, como la ayuda de 6.000 euros por nacimiento o adopción de hijo; el permiso retribuido durante un año para madres de trillizos, cuatrillizos o hijos con minusvalía general o superior al 33%; las becas para cubrir el 100% del coste de los libros de texto de los hijos de los empleados; la flexibilidad horaria; o el programa de trabajo a distancia, entre otros.