Familia

«Necesitamos políticos más receptivos y creativos»

Eva Holgado, presidenta de la Federación Española de Familias Numerosas, asegura que quedan pendientes promesas incumplidas

Actualizado:

La Federación Española de Familias Numerosas ha vivido 2017 de forma especial, ya que este año ha celebrado su aniversario: 50 años de trabajo del movimiento asociativo de familias numerosas para lograr mayor reconocimiento social y protección económica para estas familias.

Según Eva Holgado, presidenta de la Federación Española de Familias Numerosas, ha habido unos años en los que ha habido importantes avances en política familiar, con medidas como el mantenimiento de la condición de familia numerosa hasta que el último hijo cumpla la edad establecida en la ley, el complemento por maternidad en las pensiones o la creación de unas deducciones fiscales específicas para las familias numerosas.

«Desgraciadamente, en 2017 no podemos destacar nada parecido, a excepción del mantenimiento del bono social de la electricidad para estas familias, una medida por la que hemos peleado mucho y que al final conseguimos que las familias numerosas no perdieran, puesto que son un colectivo vulnerable, necesitado de una especial protección económica. No obstante, el “nuevo” bono social nos deja un sabor agridulce. Por un lado, no se ha establecido límite de renta, como pedíamos para que fuera una forma de apoyo a las familias numerosas por concepto; pero, por otro lado, se ha fijado un límite de consumo sin ninguna progresividad, lo que lo convierte en una medida ciertamente injusta con los hogares más numerosos. Esperamos que para 2018 esto se pueda corregir y que también se materialicen otras medidas y las promesas de mejoras que se han hecho en este año».

En su opinión, queda mucho por hacer, pero, gracias a la presión de las asociaciones, considera que se han logrado grandes avances, algunos históricos, como el mantenimiento de la condición de familia numerosa con el que se puso fin a una gran injusticia con los hijos pequeños.

«Para 2018 quedan pendientes varias peticiones y promesas realizadas, algunas con impacto directo en el bolsillo de nuestras familias, otras de mayor calado político: que se pueda conservar la categoría especial, para que esos niños tengan realmente las mismas oportunidades que sus hermanos; la consideración de familia numerosa especial a aquellas con 4 hijos o las anunciadas mejoras en materia fiscal».

Desde esta asociación también piden «que los políticos sean más receptivos y creativos a la hora de hacer valer nuestros derechos, que miren a Europa y se den cuenta, por fin, de que la política familiar, además de ser una responsabilidad de Estado, no puede verse como un gasto, sino como una inversión. Nuestra organización —apunta— es parte de la Confederación Europea de Familias Numerosas y sabemos bien lo que hacen los demás países europeos: puede ser con medidas muy distintas, pero todos coinciden en poner el foco en la familia con hijos como bien insustituible para la sociedad. Esperamos que nuestro país no se quede atrás y que invierta generosamente en la familia, en las familias con hijos, porque invertir en familia es invertir en el futuro», concluye.