Conciliación«La conciliación debe ser para toda la vida, no solo para cuidar a un bebé»

El Foro de la Familia presenta el I Indicador sobre Conciliación Familiar en España

Actualizado:

La conciliación de vida familiar y laboral empieza dentro de la pareja. Así, al menos, lo asegura Luisa Maldonado, directora general del Foro Español de la Familia, quien explica que en nuestro país hace falta un importante cambio cultural en este aspecto que debe ser apoyado, además, por la empresa y la Administración.

En su opinión, se trata de un asunto que al hablar de conciliación queda muchas veces relegado a un segundo plano, «pero la realidad es que es fundamental que las parejas, cuando deciden emprender una vida en común, se sienten de manera reposada y, como si de una empresa se tratara, negocien sobre cómo van a organizar su vida respecto a la asunción de las funciones que conlleva su convivencia: desde el cuidado de los hijos a las labores propias del hogar.

Todo ello sin olvidar la situación laboral de la que parte cada uno y su propia proyección, pero lo cierto es que si no hay un verdadero cambio cultural se seguirán produciendo circunstancias tales como que el 74% de las mujeres considere que tener un hijo es un obstáculo en su carrera profesional».

Más madres solteras

Insiste, por este motivo, en que sin conciliación real las mujeres retrasan su decisión de tener hijos, tal y como se resaltó ayer durante la presentación del I Indicador sobre Conciliación Familiar en España del Foro de la Familia. En 2005 las mujeres se convertían en madres con 30,9 años y en 2015 con 31,9 años.

A esta situación, Agustín Buades, delegado del Foro de la Familia en Baleares, apunta que se suma otro problema y es que se está produciendo en nuestro país un incremento significativo de madres solteras, de tal manera que se ha pasado de un 26.5% en 2005 a un 44,5% en 2015, lo que supone un aumento de familias monoparentales. «Se trata de una realidad que el Gobierno no está atendiendo y que lleva a una feminización de la pobreza. Si no hay verdaderas medidas de conciliación, las mujeres no tienen posibilidades de atender a sus hijos y optan por abandonar el mundo laboral o por trabajar en condiciones muy precarias».

Sustentar la situación

La directora general del Foro de la Familia va más allá a la vista de los datos del I Indicador sobre Conciliación. Explica que el equilibrio entre vida laboral y familiar debe existir a lo largo de toda

«La conciliación no es ni de izquierdas ni de derechas, al igual que la familia. Si no se emprenden medidas ya estamos abocados a un suicidio poblacional»

la vida, porque no solo supone cuidar un bebé. «Cuando los hijos crecen y se hacen adolescentes requieren también una atención especial para su correcto desarrollo personal para el futuro pero, sobre todo, cada vez se necesita más tiempo para cuidar a las personas mayores debido al claro envejecimiento de la población».

Agustín Buades añade que España está envejeciendo a un ritmo creciente debido fundamentalmente a una mayor esperanza de vida y a la baja tasa de natalidad, «y no habrá administración capaz de sustentar la situación si no se toman medidas urgentes. En 2060 habrá un 4% más de mayores de 65 años y un 15% menos de menores de 16 años. Es decir, que la conciliación irá sobre todo destinada a cuidar a los mayores».

El I Indicador sobre Conciliación –que recoge datos del INE, informes ministeriales, encuestas del CIS, memorias del Consejo Superior del Poder Judicial y también fuentes europeas, sobre todo de la OCDE y del Eurobarómetro de la UE–, deja patente que, en materia de conciliación y de ayudas a la natalidad, España está por detrás de muchos países, junto a Austria e Italia. Los mejores posicionados son Irlanda, Francia y Estonia.

«Por lo general –apunta Buades–, en Europa los estados ofrece un gran abanico de medidas que ayudan a las parejas a no retrasar tanto la maternidad y a tener los hijos que realmente desean. Las empresas también ofrecen facilidades, como la flexibilidad horaria, permisos más amplios para padres y madres... que son un gran soporte para animar a las parejas a aumentar el número de hijos. En Finlandia, por ejemplo, disponen de 60 días de baja de paternidad».

Demanda, por ello, que España debe darse prisa en emprender medidas reales. En su opinión, estamos a tiempo de que en la presente legislatura haya un pacto nacional por la conciliación. «La conciliación no es ni de izquierdas ni de derechas, al igual que la familia. Si no se emprenden medidas ya estamos abocados a un suicidio poblacional», sentencia.

Pequeño repunte de permisos de paternidad

No obstante, el delegado del Foro de la Familia en Baleares destaca de manera positiva que se haya producido en los últimos cinco años un leve aumento en los permisos de paternidad por cuidados de los hijos, a pesar de que aún el 84,58% de las excendencias son demandadas por las madres. «Las mujeres luchan por tener su hueco laboral sin renunciar a la maternidad, mientras parece que el hombre se mentaliza de asumir un mayor cuidado de los hijos, así como realizar labores en el hogar consiguiendo que la corresponsabilidad sea un hecho. «Se trata de una mentalización lenta, pero poco a poco se van apreciando cambios que requieren un mayor apoyo del Estado», concluye Buades.

En este sentido, Maldonado insiste en que la verdadera conciliación es cultural. Por ello destaca que se estén empezando a realizar esfuerzos como los que desarrollan algunos colegios por inculcar valores como la igualdad, la colaboración o la atención a los demás. «Es el caso de programas como "pequeños amos de casa" impartido a niños a partir de cuatro años que aprenden jugando las diversas tareas del hogar y su responsabilidad. La educación desde la infancia es imprescindible para que nuestra sociedad mejore».

Mariano Calabuig, presidente del Foro de la Familia, concluye que quieren potenciar la puesta en marcha de medidas a favor de la correcta gestión familiar, «ya que consideramos que es una necesidad urgente y, por ello, daremos continuidad a este observatorio en los próximos años para saber en qué punto nos encontramos y buscar las mejores soluciones a la conciliación en España».

Principales peticiones

A las empresas:

—Reorganización del tiempo y espacio de trabajo.

—Establecer la jornada continua y flexibilidad horaria.

—Incentivar a las que tengan centro o personal capacitado para cuidado de niños, ancianos y dependientes.

—Conceder permisos de corta duración para resolver contingencias familiares.

A las administraciones:

—Bonificaciones fiscales para guarderías, servicio doméstico y cuidado de niños y familiares dependientes.

—Incentivos fiscales para las empresas con medidas de conciliación laboral.

—Desgravaciones fiscales para parientes directos que acrediten el cuidado regular de los niños durante el horario laboral de sus padres.

—Flexibilidad de la jornada en la negociación colectiva.