Familia - Padres e hijos

«Las clases de preparación al parto ayudan física y psicológicamente a las futuras madres»

Álvaro Aguirre de Cárcer, director de la escuela pionera en estos cursos, defiende la necesidad de aprender

Aunque somos animales y se supone que el parto es un acto natural, la evolución y la civilización han ido ayudando a que este trance sea cada vez un poco más fácil. Y no hablamos del momento del parto y la anestesia. Antes de llegar a ello, las mujeres se pueden ir preparando.

En la Escuela Española de Preparación Maternal, fueron los pioneros. El doctor Álvaro Aguirre de Cárcer, se fue a Francia en los años 60 a estudiar con el doctor Lamaze, toda una autoridad en esta disciplina. Aguirre de Cárcer se trajo a España los ejercicios de preparación y no sólo eso, también consiguió que el ministro de Sanidad de la época los incluyera en la Seguridad Social.

Su hijo Pablo, actual director de la escuela que fundó su padre, explica que los objetivos de la escuela son, «básicamente ayudar a la futura madre física, psicológica y emocionalmente para el momento del parto. En segundo lugar, ayudamos a la madre a que sea consciente de la trascendencia que tiene dar a luz, como madre, en su relación de pareja y en el contexto social».

«las mujeres actuales demandan más información de todos los aspectos relativos a la maternidad»
Por otra parte, este experto recalca que «después de haber realizado el curso y las clases prácticas, las madres salen más tranquilas, ya que no solo se limitan a hacer ejercicios de respiración, relajación y gimnasia prenatal, sino que también resuelven todas las dudas que las gestantes puedan tener, lo que contribuye enormemente a su tranquilidad».

El doctor añade que hoy las mujeres «demandan más información de todos los aspectos relativos a la maternidad. Hay que señalar que, aunque las madres actuales han tenido una mayor formación profesional, normalmente no han estado en contacto, tal y como ocurría antes, con el mundo de la educación maternal».

En buena forma

Por su parte, Blanca Fernández, matrona que imparte clases en este centro aclara que «no les voy a enseñar nada. Las mujeres llevan pariendo desde que el mundo es mundo. Les enseño a relajarse. Pero la preparación es muy importante, no solo por poder controlar el dolor, que lo hay, sino porque se les enseñan multitud de acciones que les van a servir mucho en su futura maternidad». Y añade que «es necesaria buena preparación física. Al igual que cualquier persona conviene que se encuentre en buena forma, una embarazada con mucha más razón , ya que mejor será, tanto para el embarazo, como para el parto, como para la recuperación postparto».

En cuanto al beneficio que los ejercicios presentan para el feto, Aguirre de Cárcer explica que «está demostrado mediante diversos estudios que estos cursos tienen un efecto positivo en el embrión. No se sabe si son los menores niveles de ansiedad de la madre durante el ultimo trimestre de gestación, o por la mejor forma física en la que se encuentran o por qué causas, pero la OMS ha comprobado que los niños de madres preparadas tienen un desarrollo superior del sistema inmunológico y, por tanto, mayor resistencia frente a enfermedades que los hijos de madres no preparadas»

Desde la propia escuela afirman que «el conocimiento exhaustivo de todo el proceso del parto y postparto, de todo lo que va a ocurrir en esos momentos, llevará a tener unos menores niveles de ansiedad durante el mismo. No solamente ya durante el parto, por el conocimiento del mismo, sino también en la fase previa al parto en la que muchas mujeres se encuentran angustiadas. Mujeres que, a veces, ni siquiera han estado ingresadas una sola vez en su vida en un hospital, y por lo tanto desconocen toda la mecánica propia del mismo».

Toda la actualidad en portada

comentarios