Así cambian su forma de vestir las mujeres después de tener hijos

Tacones o bisuteria grande son elementos que quedan bloqueados en la mente de las madres recientes

Actualizado:

Ser mamá implica muchos cambios en la vida de una mujer, en las rutinas, en la forma de pensar, la socialización e, incluso, en el look y el estilo. Tanto es así que, pese a que el 74% de las madres españolas han afirmado que intentan mantener el mismo estilo que tenían antes de ser madre, hay ciertos «outfits» que reconocen dejar de lado, por lo menos en los primeros años de los peques.

La ropa ajustada, los tacones altos y los bolsos pequeños, encabezan la lista del «Informe Femenino» de Privalia como las principales prendas —antes habituales en sus armarios— que paan por unos años a la sombra para dejar paso a la practicidad.

Además, si se escucha a las madres con hijos menores de 10 años o las que tienen los hijos más mayores, podemos observar cómo las preferencias varían en función de la edad de los niños. Mientras que las mamás con niños muy pequeños afirman bloquear de su lista mental de los «¿qué me pongo?», cualquier tipo de tacones (47%) y la bisutería que «pueda provocar accidentes» (38%); para las que tienen niños algo más mayores, reconocen que son la ropa muy ajustada (46%), los bolsos pequeños o clutch (25%). Es por ello que los bolsos grandes o de bandolera (37%), las zapatillas sport (32%) o las camisetas cómodas (30%), han pasado a ser sus favoritos a la hora de vestir.

Las zapatilla sport o las camisetas pasan a ser los favoritos de las madres recientes

En cuanto a las españolas que aún no han sido madres, el 36% confiesa utilizar prendas o complementos que están de moda, pese a que les resulten bastante incómodos. Además, consideran que si tuvieran hijos tendrían que cambiar la preferencia de sus prendas para ser más prácticas.

Tacones cómodos, prendas sufridas y lavables

Dos de cada tres mamis españolas reconocen que se fijan en ciertos aspectos de la ropa o complementos en los que antes no reparaban. Ahora, en su día a día, a la hora de vestir priorizan cuestiones como usar tacones cómodos (53%), optar por tejidos que se laven bien en casa (50%) o evitar tejidos delicados como la seda o el ante (33%).

Las madres se cuidan

La maternidad tampoco está reñida con los cuidados y es que, a pesar de disponer de menos tiempo para ellas mismas, más del 40% de las mamás españolas declaran que para ellas es importante destinar tiempo a tratamientos de belleza y que, cada cierto tiempo, intentan sacar algún huequito para ello, más incluso que las mujeres que no tienen hijos (5 puntos porcentuales más). Aún así, aunque un tercio de las mamis opta por cambiar sus productos de belleza por otros más todoterreno que aguanten las largas jornadas o que tengan varias soluciones en una, la gran mayoría prefiere seguir utilizando los mismos de siempre.

En lo que al cabello se refiere, una de cada cinco madres manifiesta que después de la maternidad ha optado por recogérselo mucho más. Además, el 33% de las encuestadas asegura haberse hecho un corte de pelo más sencillo y que sea rápido de arreglar.

Por el contrario, el 30% de las españolas sin hijos declaran que lucen un corte o color de pelo con el que se ven favorecidas pero que les lleva mucho trabajo mantener.