OCIO

Los niños enfermos también van de campamento

Diversas asociaciones organizan escapadas adaptadas para niños con alguna enfermedad o que han sufrido cirugías

Los niños enfermos también van de campamento

Con el verano todos los niños están ansiosos de diversión y de juegos. Algunos esperan ilusionados irse de campamento y salir de su vivienda habitual. Pero los pequeños que están enfermos o han pasado por una grave operación no pueden hacer lo mismo que los demás. Para ellos, diversas asociaciones organizan salidas y colonias adaptadas a sus necesidades. La Fundación Menudos Corazones promueve actividades lúdicas y recreativas especialmente diseñadas para que los niños y adolescentes con cardiopatías congénitas disfruten de una integración y participación plena en las mismas. Con la ayuda de diversas entidades, tales como la Fundación Iberdrola, BBVA o la Fundación Mutua Madrileña consiguen que estos campamentos sean asequibles para muchas familias y que solo tengan que aportar una pequeña cuota, aunque Menudos Corazones tiene una beca de ayuda para las familias más necesitadas

También la Fundación Aladina promueve campamentos, pero ellos se van más lejos: a Barrestown en Irlanda. Gracias a la fundación, 125 niños y adolescentes españoles acuden cada verano de forma totalmente gratuita. El secreto de este mágico lugar es que todos los niños que acuden padecen alguna enfermedad grave, pero una discreta supervisión médica les permite mantener sus tratamientos mientras disfrutan de una escapada única. Cada año, alrededor de 125 menores españoles son seleccionados de entre 25 hospitales públicos de España para disfrutar de esta experiencia durante una semana, sin coste alguno para las familias.

Niños que han ido este año a Barrestown
Niños que han ido este año a Barrestown

Los menores se sumergen en un mundo mágico, con compañeros de diferentes nacionalidades, lo que les permite evadirse y recargar pilas. Para los padres la experiencia todavía es más gratificante ya que ven a sus hijos divirtiéndose al máximo y disfrutando de un viaje de ensueño.

La Fundación Alcer también organiza campamentos. En este caso son para niños con enfermedades renales. Participan pequeños con edades comprendidas entre los 8 y los 16 años disfrutan de unas vacaciones de verano con un marcado carácter educativo. Con esta experiencia se busca que los niños aprendan a tomar conciencia y se responsabilicen de su alimentación, la medicación que deben tomar, los horarios, así como responsabilizarse de su tratamiento. Además conviven con otros niños y niñas en su misma situación y aprenden a adaptarse a una patología que les acompañará el resto de su vida.

La Unidad para el Cuidado Integral de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica del Hospital San Joan de Déu en Barcelona ha organizado por séptimo año consecutivo el campamento infantil «Aula en la Naturaleza para niños y niñas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal». Esta actividad se ha llevado a cabo en Banyoles (Gerona) gracias a la colaboración de AbbVie y ACCU Catalunya. La finalidad es que estos niños y adolescentes aprendan a convivir con la enfermedad, a través de los consejos de médicos y enfermeros y el contacto con otros pacientes. Para ello, el campamento recoge actividades entre las que se encuentran: natación, fútbol, juegos en el agua, diversas excursiones, piragüismo y talleres de manualidades, combinadas con sesiones informativas impartidas por el equipo del hospital.

Los niños que van a estos campamentos hacen toda clase de actividades
Los niños que van a estos campamentos hacen toda clase de actividades

Cada año, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) organiza campamentos y colonias de verano en el Valle de Arán (Lérida), Barcelona, Valencia, Córdoba y Tenerife. Con estas colonias se pretende crear un espacio de ocio y tiempo libre donde los niños y jóvenes que han tenido cáncer puedan alejarse del entorno hospitalario, las visitas regulares al médico, etc. y tengan la posibilidad de vivir una experiencia gratificante.

La AECC se lleva a los niños al Valle de Arán
La AECC se lleva a los niños al Valle de Arán

Y no se olvidan de los hermanos...

Pero la AECC piensa también en los hermanos de los niños enfermos, y por ello organiza campamentos para ellos. El objetivo es que estos pequeños «olvidados» puedan establecer relaciones con compañeros que viven situaciones similares en casa.

Según la psicooncóloga y coordinadora del área de Programes y Servicios del AECC Cataluña contra el Cáncer de Barcelona, Teresa López-Fando, «es muy beneficioso para estos niños disfrutar de unos días en la naturaleza y compartir juegos y actividades con otros compañeros que están viviendo situaciones parecidas». Además, añade que «cuando en una casa un niño sufre un cáncer, es normal que toda la familia es vuelque en él y, a veces, los hermanos son los grandes olvidados. Por eso es importante ofrecerles las herramientas necesarias que se les permitan expresar sus emociones y afrontar esta situación».

Durante los campamentos harán actividades terapéuticas, en forma de talleres psicoeducativos, pero también actividades lúdicas como gincanas, excursiones, manualidades y juegos por la noche, piscina o talleres relacionados con los animales, entre otros.

Toda la actualidad en portada

comentarios