Sam Goldstein, experto mundial en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
Sam Goldstein, experto mundial en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) - ALBERTO FANEGO

«Los retos de un niño con TDAH tienden a estar presentes toda la vida»

Sam Goldstein es uno de los mayores expertos del mundo en el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

MADRIDActualizado:

El neurólogo Sam Goldstein es profesor adjunto en la Universidad de Medicina de Utah, y miembro de la University Neuropsychiatric Institute. También es director clínico del Neurology Learning and Behavior Center de Salt Lake City (Utah), y uno de los mayores expertos del mundo en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, más conocido por TDAH. Recientemente visitó España para dar a conocer Nesplora, un proyecto enfocado en la realización de sistemas de diagnóstico para problemas cognitivos en entornos de realidad virtual, tanto para niños como para adultos.

¿Cuáles son los principales síntomas del Trastorno por Déficit de Atención o TDAH?

El TDAH representa una diferencia de desarollo. En líneas generales, es un retraso en el desarrollo de algunos niños respecto a su capacidad de atención, control y reflejos y la forma en la que controlan comportamientos impulsivos. No es tanto una enfermedad como un desajuste. Son niños a los que les cuesta mantener la atención, controlar sus impulsos y mantenerse sentados, y esto hace que encuentren difícil responder a las demandas de la escuela, de la vida familiar y social. Este retraso en el desarrollo conlleva un comportamiento anormal. Y para cada área hay una serie de síntomas específicos. El diagnóstico se hace a través de la observación y el estudio, y también mediante tests como el de Aula (Nesplora), que permiten cribar las diferencias de comportamiento. Porque algunos de los síntomas del TDAH pueden presentarse también en otras circunstancias infantiles. Pero este tipo de tests ayuda a los doctores a hacer diagnósticos de la forma más ajustada posible y también permite encontrar el tratamiento más adecuado.

¿Quién suele darse cuenta antes de que un niño presenta síntomas de TDAH, los padres, la escuela, el pediatra...?

Lo típico es que sean los padres quienes se dan cuenta primero. En el caso concreto de los niños que presentan un tipo combinado de TDAH (inanteción, impulsividad e hiperactividad) suelen ser los progenitores quienes observan algo diferente cuando el pequeño tiene tres o cuatro años, por la dificultad que tienen para manejar su comportamiento en casa. Los que presentan TDAH de tipo inatento no se detectan hasta que no llegan a la escuela.

¿Qué protocolos y que test se deberían seguir ante la sospecha de este desarreglo?

Hacer un estudio sería lo más indicado a la hora de obtener un buen diagnóstico. El doctor tiene que tomarse su tiempo informándose sobre el historial de los padres, entendiendo cómo ha sido el desarrollo del niño desde su nacimiento hasta el momento actual. El historial debe ser completado con el uso de cuestionarios bien desarrollados que deben rellenar tanto los padres como los profesores.

¿Qué aportan en el diagnóstico test como este de Nesplora, basado en realidad virtual?

Son definitivos cuando hay dudas en el diagnóstico. Aula es una nueva generación de test que mide y distingue bien a los niños que presentan trastorno por déficit de atención de menores con otro tipo de problemas de desarrollo o de conducta que podrían estar enmascarados bajo síntomas de TDAH, particularmente en clase. Como asesor científico de Nesplora, mi objetivo es desarrollar la siguiente generación de herramientas para detectar problemas genéticos, de desarrollo, o mentales, tanto en niños como en adultos.

¿Qué pueden hacer los padres cuando su hijo es diagnosticado de TDAH? ¿Qué consejos le daría a estas familias?

Lo primero que deben entender los padres es que los síntomas de esta condición tienen un impacto enorme en todas las áreas de desarrollo del niño. Asesorarse puede ayudar a esos padres de niños con TDAH a entender mejor la manera con la que se enfrentan al mundo, y las razones para sus dificultades y cómo transformalas en oportunidades para crecer de forma efectiva y conseguir adquirir los conocimientos necesarios. El «entrenamiento» de estos padres les permite ayudar a sus hijos de la mejor manera posible para que estos desarrollen la discliplina personal necesaria para tener éxito en clase y en el patio.

¿Qué opina de la medicación para estos niños que presentan TDAH, que tanto atemoriza a algunos padres?

La medicación estimulante a menudo ayuda a los niños que prseentan comportamientos inquietos, activos e impulsivos, a la vez que aumenta la atención y la habilidad para completar el trabajo escolar. De todas formas, es importante reconocer que la medicación solo disminuye los síntomas, no los cura. Eso de por sí es muy valioso, pero no es suficiente para lo que la mayoría de los padres desean para sus hijos. Esto es, éxito y una feliz transición hacia el mundo adulto. Es importante que los padres no pierdan de vista que el TDAH no es un problema limitado en el tiempo. Y tienen que tener paciencia y ser persistentes en la búsqueda de ayuda y de apoyo para sus hijos, además de sentirse orgullosos de ellos.

¿Es cierto que resulta más complicado diagnosticar a una niña que a un niño, porque estas presentan menos hiperactividad?

Es más complicado porque ellas suelen presentar TDAH del tipo inatento, más que el hiperactivo o el impulsivo. De cualquier manera, lo que puede resultar una pequeña diferencia en la totalidad del grupo, puede ser enorme entre niñas de la misma edad.

¿Qué comorbilidad suele presentar un niño con TDAH?

Estos pequeños pueden presentar otros problemas de desarrollo y comportamiento, sí. La inatención, la hiperactividad o la impulsividad tienen consecuencias en la disciplina, y eso les provoca enormes dificultades para lidiar con efectividad en su día a día. Esto puede derivar además en sentimientos de depresión, ansiedad, y comportamientos desafiantes. Los síntomas del TDAH a menudo prevalecen también en los niños que presentan rasgos de espectro autista.

¿Es cierto que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad no está determinado como una condición genética?

No, eso no es cierto. Hay muchísimos estudios genéticos que demuestran diferencias genéticas en los menores con historial de TDAH. De todas formas, esas diferencias genéticas por separado no ofrecen una explicación completa de por qué tantos niños presentan y sufren estos síntomas. Tan solo ofrecen una apreciación de que, mientas la biología no es un destino, sí que afecta a la probabilidad. El TDAH, de hecho, tiende a ser más común en unas familias que en otras. También es muy típico en niños que han sufrido lesiones cerebrales.

¿Y qué hay de cierto en que el TDAH está sobrediagnosticado en la actualidad?

Puede que esté sobrediagnosticado si el doctor no se toma su tiempo para evaluar cuidadosamente el historial del niño, y para entender los síntomas y los problemas que este presenta, además de apreciar que hay múltiples factores que pueden ser causantes de la inatención del menor.

¿Hay algunas síntomas contraindicados en la medicación? ¿A partir de que edad sería oportuno su empleo?

El más común es la falta de apetito. Pero los efectos colaterales del uso de estimulantes es menor comparado con otras medicinas psiquiátricas. Se puede empezar a medicar entre los cinco o seis años, siempre que se haga de forma ajustada y se supervise cuidadosamente la dosis utilizada.

Entonces, ¿no podemos decir que el TDAH desaparece en la edad adulta?

Los síntomas tienden a disminuir en el momento en el que algunos individuos transitan hacia la edad adulta, pero los retos de alguien con TDAH, diagnosticado o no, tienden a estar presentes toda la vida. Los padres que tienen alguna sospecha no deberían esperar. Si les han informado de que su hijo presenta este trastorno, demorar el tratamiento puede llevar a que la situación se complique aún más.