EDUCACIÓN

Ejercicios en casa para mejorar el bilingüismo

Los padres no deben dejar de hablar inglés con sus hijos porque tengan un nivel bajo del idioma

Ejercicios en casa para mejorar el bilingüismo

Las vacaciones de navidad son una buena época para reforzar el aprendizaje de idiomas en casa. Por ello, desde Monkimun, expertos en aprendizaje de idiomas, recomiendan a los padres que aprovechen estos días para realizar actividades con sus hijos en otros idiomas que permitan consolidar lo que ha aprendido el niño y evitar que lo olvide en estas semanas.

Juega en inglés. Los niños aprenden mientras juegan y es a través de esta actividad como crecen personalmente. El juego les permite comunicarse lo que lo convierte en la herramienta principal que tienen los educadores para enseñar a los preescolares. Un ejercicio muy simple y que lleva poco tiempo es emparejar fichas, por ejemplo: nombrar una cosa en inglés y buscar su imagen. Así el niño no olvidará el vocabulario aprendido.

Habla inglés con tus hijos aunque no tengas un buen nivel. Desde Monkimun explican que «aunque el nivel de inglés de los padres no sea demasiado bueno no deben cortarse a la hora de practicarlo con sus hijos ya que el sentido de aprender un idioma es comunicarse por lo que si en casa se habla inglés, aunque no sea del todo bien, éste irá fluyendo de forma natural». Usar frases básicas que utilizamos en el día a día como good morning o come here servirá para que todos los padres puedan comunicarse habitualmente en inglés con sus hijos de manera fácil. Marieta Viedma, co fundadora de Monkimun explica que «la mayor motivación que tiene un hijo para aprender un idioma es comunicarse con sus padres por lo que el beneficio que genera hablar inglés en casa es mucho mayor que el problema de tener acento o una mala pronunciación».

Fomenta el interés por el idioma. Cuando los niños están expuestos al inglés desde pequeños tienden a ver el idioma de una forma natural mientras que si se fuerza a hablarlo se corre el riesgo de que terminen odiándolo al relacionarlo con un castigo u obligación. Acudir al teatro o visitar museos con guías en inglés son opciones divertidas que harán que los niños sientan curiosidad por aprender esta lengua. Otra opción más económica es representar en casa una función en inglés de algún cuento que les guste, hoy en día se pueden encontrar fácilmente por internet libretos de las obras más conocidas en la lengua de Shakespeare.

Material audiovisual en inglés. Ver los dibujos animados en inglés o buscar canciones en YouTube que estén en este idioma ayudará a los niños con la pronunciación ya que adaptarán el oído al lenguaje. La musicalidad del inglés servirá, además, para crear rimas fáciles de aprender que podréis repetir en casa para que tu pequeño no las olvide.

Aprovecha las nuevas tecnologías. Hoy en día los niños son nativos digitales por lo que educar en el uso de las TIC’s es fundamental para hacer un uso correcto de las mismas y aprovechar todo lo que pueden aportar, también, en el aprendizaje de idiomas. Las diversas aplicaciones existentes en el mercado permiten que los niños aprendan inglés mientras se divierten gracias a lecciones que han sido desarrolladas por expertos lingüistas y profesores.

Toda la actualidad en portada

comentarios