El ciberbullying se ha convertido en el problema más relevante que afecta a los menores en el entorno online
El ciberbullying se ha convertido en el problema más relevante que afecta a los menores en el entorno online - FOTOLIA

EducaciónLas pegatinas que ayudan a los niños a luchar contra el ciberbullying

El acoso a través de Internet deja algún tipo de secuela en el 92% de las víctimas

MADRIDActualizado:

Terminan las clases, el colegio queda desierto, pero el bullying jamás cuelga el cartel de «cerrado por vacaciones». Siempre le queda Internet. Hoy por hoy el ciberbullying supone ya uno de cada cuatro casos de acoso escolar, causando algún tipo de secuela psicológica en el 92% de las víctimas, según un estudio de la Fundación ANAR en colaboración con Mutua Madrileña.

El medio más utilizado para el acoso virtual son los mensajes de textos, continuos e incesantes sin ningún fin más que la burla y el daño gratuito. La única y última defensa que le queda a la víctima es el bloqueo del contacto. Aun así, aunque bloqueados, los contenidos permanecen y la persona acosada convive con ellos, algo que le genera estrés y ansiedad.

«La inmediatez, facilidad y disponibilidad para causar daño, así como la dificultad de desarrollar la empatía en el entorno digital… son algunos de los factores que hacen que el ciberbullying se haya convertido en el problema más relevante que afecta a la infancia y la adolescencia en el entorno online», explican desde ToKApp, la aplicación de referencia en la comunicación entre centros educativos, alumnos y padres.

¿Qué podemos hacer para revertir la situación? TokApp ha lanzado una iniciativa «RompeBullying», una aplicación de pegatinas diseñada para iPhone para sustituir y convertir los mensajes desagradables e hirientes en conversaciones amables que utilizar el nuevo sistema de «stickers» de Apple.

El funcionamiento del sistema es muy simple. La persona acosada recibe un mensaje que no es de su agrado y tan sólo tiene que abrir «RompeBullying», seleccionar una pegatina y arrastrarla sobre el mensaje cubriéndolo totalmente. El mensaje original queda oculto tanto para la víctima como para su acosador. Con esto, la pegatina genera una nueva conversación diferente y lejana al acoso.

La descarga de la aplicación es totalmente gratuita para padres y alumnos, y tiene una media de uso de 50 usuarios al día.