Campamentos de verano: una oportunidad de aprender y divertirse

Las largas vacaciones de los pequeños llevan a buscar actividades durante los días que sus padres trabajan

MADRIDActualizado:

El verano es un momento ideal para despertar la curiosidad de los más pequeños hacia nuevas materias y actividades al mismo tiempo que se refuerzan los conocimientos aprendidos durante el curso. Existen muchas opciones: talleres de pintura, clases de DJ, de teatro, idiomas, deportes, etc. Pero, ¿cuáles los beneficios que aportan las actividades de verano a los niños?

Cinco beneficios de los campamentos de verano

-Aprenden a relacionarse con otros niños: las actividades de verano los ayudan a comunicarse con otros con aficiones similares. Además, los niños aprenden a trabajar en equipo y desarrollar pautas de trabajo en grupo. De esta forma, se fomenta el compañerismo, una de las aptitudes de trabajo más valoradas en la actualidad

-Practican deporte: los campamentos de verano son una buena oportunidad para iniciar a los niños en la práctica de algún deporte de equipo como el fútbol o el baloncesto. No obstante, las altas temperaturas del periodo estival convierten a los deportes de agua en los reyes indiscutibles de la pista, por lo que los campamentos urbanos con piscina se alzanen los favoritos. Aprovechar el mes de julio para que los más pequeños de la casa aprendan a nadar o mejoren su técnica acompañados de profesionales resulta el momento perfecto para fomentar esta disciplina

-Aprenden inglés: la oferta de actividades de verano va más allá de las tradicionales academias de inglés. Por ejemplo, los Brains Summer Camps facilitan la realización de las actividades en este segundo idioma mientras se lo pasan en grande. De esta manera, los niños mejoran sus competencias idiomáticas sin ser conscientes de estar recibiendo una clase de inglés.

-Fomentan la creatividad: música, clase de pintura y teatro son algunas de las actividades que ayudan a los más pequeños a desarrollar su creatividad. En la actualidad, la resolución de problemas de forma creativa se ha convertido en una de las competencias más valoradas en el mercado laboral.

-Conocer nuevas actividades:Permiten a los niños desconectar de la rutina con la realización de otro tipo de ocupaciones.

A tener en cuenta a la hora de elegir campamento

Pero no se puede mandar alos niños aciegas de campamento. Antes de apuntarles hay que mirar una serie de condicionantes:

-En primer lugar, la duración y el destino del campamento, que depende de la disponibilidad y la flexibilidad de la familia.

-Además, es importante que tanto los padres como el niño tengan claro la temática del campamento. Existen muchos tipos, desde deportivos, creativos o de idiomas.

-Las instalaciones del campamento es una de las cuestiones más importantes para los padres y también un claro punto diferenciador entre un campamento y otro. El cumplimiento de las medidas de seguridad es básico.

-Es importante saber cuales son las actividades que se realizan. Es importante que los niños se sientan motivados a través del deporte, la naturaleza o los idiomas y que el método de aprendizaje sea lúdico. De esta forma la educación será mucho más efectiva.

-Además, es esencial que los padres observen los valores que se transmiten desde el campamento. Se trata de que interioricen conceptos como el compañerismo, el respeto o la organización, básicos para su futuro.

-El equipo de monitores es uno de los asuntos más complicados de investigar como padres, pero a la vez una de las más importantes ya que son los que tienen el contacto directo con los niños.

-No podemos olvidarnos de la alimentación, un aspecto muy significativo si tu hijo padece alguna alergia o intolerancia; o el equipo médico, de especial importancia en un campamento de actividades físicas.

-Otro tema en el que poner la atención es la capacidad para aprovechar las capacidades intelectuales de los niños, fomentando su creatividad e imaginación.

-Es igualmente interesante que los campamentos promuevan que los niños desarrollen su autonomía en las rutinas diarias. Los padres deben tener en cuenta que los campamentos también son espacios para inculcar disciplina, trabajo y responsabilidad.

-Por último, aportar a los niños una experiencia de campamento les hará crecer como personas a la vez que disfrutan en un entorno que les ofrece multitud de posibilidades. La mayoría de las experiencias son muy positivas.