Bullying«No alimentes al monstruo», conoce la realidad del acoso escolar

Las Fundaciones Mutua Madrileña y ANAR han elaborado esta campaña para que padres y profesores se conciencien y puedan detectar los casos de bullying

Actualizado:

Con el objetivo puesto en la lucha contra el acoso escolar, las Fundaciones Mutua Madrileña y ANAR se han unido para llevar a cabo la campaña «No alimentes al monstruo», una propuesta que intenta hacer ver lo que es la realidad del bullying.

[Vea aquí el vídeo de la campaña]

«Es un monstruo insaciable que se alimenta de silencio, de risas, de complicidades…, y queremos que los chicos y chicas lo vean como lo que es: un espanto y un horror. Lo que pasa es que también queremos dar un mensaje en positivo, como que acabar con él está en manos de todos, siempre y cuando tomemos la decisión y el paso de enfrentarlo, no silenciarlo y, mucho menos, reírlo», ha afirmado Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña.

A través de esta iniciativa se pretende llegar a 250 colegios al año, actuando tanto de forma preventiva como con métodos de ayuda en aquellos donde se han detectado problemas y quieren resolverlos. «Por un lado, son campañas de sensibilización, fundamentalmente en redes sociales, para llamar a los testigos del acoso escolar a que no silencien ni rían todo lo que genera el bullying, sino que además se manifiesten en contra. Por otro lado, también estudiamos la realidad del problema en España para así poderle hacer frente muchísimo mejor. La última vía sería la actuación directa en los colegios», ha continuado Cooklin.

Como consejo, los expertos recomiendan que no se entreguen los móviles a los chicos y, sobre todo, no permitir su presencia en redes sociales hasta los 14 años. «No solamente desde el punto de vista del uso del móvil, sino que a través de él pueden verse afectados como sujetos de una situación de ciberacoso. Es algo que se da muchísimo más en la adolescencia».

Señales de bullying

Por otro lado, Benjamín Ballesteros, director de programas de la Fundación ANAR, ha hablado sobre las señales que alertan a los padres de que su hijo está sufriendo acoso escolar. «Fundamentalmente, tienen que ver con los cambios de humor: están más tristes, más enfadados, más irritables, más iracundos… Si aparecen con ropa rota o material escolar perdido, y, por último, si vemos que presentan síntomas psicosomáticos, como dolor de cabeza, dolor de barriga, que se siente enfermo y no quiere ir al colegio».

Existen algunos rangos de edad para que los casos sean más habituales. «En acoso escolar, aparece en torno a los 11 años; en el caso del ciberbullying es más frecuente en una media de 13,5 años». En la campaña, además, se muestra que el 70% de los casos fueron chicas.

Entre las razones de por qué se producen estos acoso, Ballesteros ha destacado: «El niño que es calificado como friki porque tiene muy buenas notas o porque es muy brillante. O, incluso, hasta por ser físicamente más guapo puede ser víctima de bullying».

Para finalizar, Ballesteros recomienda a los padres que eviten hacer ciertas cosas cuando sepan que su hijo sufre acoso. «No se debe sobreproteger a los niños, sobrerreaccionar y, lo más importante, no implicarlo en la búsqueda de una solución al problema», ha concluido.