Truco para despegar el chicle de la ropa

¿Quién no ha sufrido este incómodo accidente?

MADRIDActualizado:

Boomer, kilométricos, Tico-ticos, Bubbaloos, Bang-bangs, Bazookas, Mortadelo y Filemón, Cheiw, Niña, y hasta los corazones tiernos de los Kojaks gigantes… Da igual qué chicle fuese tu favorito: seguro que más de una vez te viste pringado por él en un descuido en el patio del colegio, el instituto o incluso, hoy en día, en tu propio trabajo.

Porque no importa tu edad: desde los más pequeños hasta los más grandes mascan chicle de vez en cuando. Y cuando tu pequeño entretenimiento gomoso —o peor, ¡el de otro!— acababa en tu pantalón o tu camiseta, era un drama, porque aquella materia pegajosa parecía no estar dispuesta a abandonar jamás las fibras de tu ropa, fundiéndose con ellas cuanto más intentabas retirarla. Las mamás y las abuelas más avispadas descubrieron y trasladaron el secreto de su inmaculada extirpación, generación tras generación. Y ahora Desde Home Serve nos explican como retirar los restos de esta sustancia.

Paso a paso:

1. Despega la máxima cantidad posible de chicle de la prenda, usando simplemente los dedos y las uñas.

2. Mete la prenda en el congelador del frigorífico durante al menos una hora, para endurecer al máximo el chicle.

3. Saca la prenda y ayúdate de un cuchillo para rascar con facilidad el resto del chicle.

4. Aplica un poco de lavavajillas sobre la mancha, después un poco de sal y frota la mezcla con un dedo.

5. Finalmente, mete la prenda en la lavadora y haz un lavado normal para culminar una limpieza impecable de calidad profesional…

¡Y adiós chicle!