Es Noticia
ABC
Familia
fotolia

El humo del tabaco causa lesiones en las células, irreparables a largo plazo

Actualizado:

La cantidad de nonanal en las personas fumadoras y exfumadoras es superior que en las personas no fumadoras, donde es casi nula. El nonanal es un líquido incoloro que actúa sinérgicamente como el dióxido de caborno y que puede dar origen a diferentes patologías respiratorias, inflamatorias o tumorales debido a que es un producto secundario de la destrucción de la membrana celular.

Por estos datos, se ha llegado a la conclusión de que el tabaco es una causa del estrés oxidativo porque provoca la destrucción de las células y la aparición de compuestos orgánicos volátiles dañinos para la salud humana. Esto se puede dar con independencia de la edad, género y la cantidad de tabaco consumido. Lo último hace pensar en la persistencia de la lesión celular producida por el consumo de tabaco, aun cuando se haya abandonado el hábito de fumar mucho tiempo antes.

El hábito de fumar tabaco es un factor de riesgo para desarrollar EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón, alteraciones en proteínas esenciales e incluso necrosis. En la mayor parte de estas enfermedades se produce un elevado grado de estrés oxidativo provocado, principalmente, por la candidad de especies reactivas de oxígeno y nitrógeno que contiene el humo del tabaco.

Una reciente investigación en la que ha participado la Universidad CEU San Pablocon otras instituciones científicas como el Hospital Central de la Defensa, el Hospital 12 de Octubre, la Universidad Complutense y la de Alcalá de Henares, ha presentados estos resultados que posteriormente se han publicado en la revista científica «Archivos de Bronconeumología».

De acuerdo con Antonio Aguilar-Ros, profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo y miembro del equipo investigador, estos resultados son muy importantes para el ámbito científico y clínico, ya que abren una nueva vía de investigación en los mecanismos a nivel celular por los que el tabaco resulta dañino.

Este proyecto ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III,Neumomadrid 2008 y SEPAR 2010, para determinar si el tabaquismo influye en el nivel de estrés oxidativo que se produce en las vías aéreas en una población clínicamente sana.

Hasta el presente, se han analizado los compuestos orgánicos volátiles (VOC) en aire exhalado de un total de 89 personas, todos ellos voluntarios. Se establecieron tres grupos en función del consumo de tabaco: 35 no fumadores, 24 exfumadores y 30 fumadores activos.

Outbrain