Algunos ambientadores de quemar e inciensos son tan nocivos como el tabaco
Hay conos de incienso altamente perjudiciales para la salud - fotolia

Algunos ambientadores de quemar e inciensos son tan nocivos como el tabaco

Actualizado:

Algunos ambientadores de quemar, aceites e inciensos para perfumar o aromatizar estancias y salas son tan nocivos como el tabaco. Esta es la principal conclusión de un análisis que ha elaborado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre 22 productos de este tipo, de uso doméstico, que para difundir el aroma necesitan calor de manera directa o indirecta (velas perfumadas, aceites de quemar e inciensos). La OCU prentendía comprobar qué tipo de sustancias emiten al aire que se respira estos preparados. Y los resultados no son nada buenos: muchos ambientadores empeoran la calidad del aire. La prueba se realizó de forma coordinada con las organizaciones de consumidores en Bélgica, Italia y Portugal y se publica en la revista OCU-Salud del mes de octubre.

Los ambientadores analizados se asocian al bienestar y la relajación, y, cada vez son más utilizados en los hogares. Pero no producen efectos beneficios. Por el contrario, algunos de estos productos emiten niveles excesivos de sustancias tóxicas, alergénicas y contaminantes.

Emiten sustancias alergénicas y otras nocivas como el benceno y el formaldehídoEl análisis afirmar que algunos de estos productos empeoran la calidad de ambiente, haciéndola incluso comparable, en términos de toxicidad y riesgos para la salud, al ambiente de una sala de fumadores muy cargada. De los ambientadores analizados, OCU sólo aprueba las velas.Aceites e inciensos suspenden por emitir demasiadas partículas finas respirables, compuestos orgánicos volátiles, sustancias alergénicas y compuestos especialmente dañinos como el benceno y el formaldehído. A la Organización le llama especialmente la atención la alta emisión de benceno en los conos de Satya Sai Baba. Estos emiten 490 microgramos de benceno por metro cúbico, frente a los 60 de un cigarrillo. Las varitas de la misma marca dispersan más de 3.000 microgramos de partículas finas por metro cúbico. Y el aceite limón de La Casa de los Aromas multiplica por 125 el límite recomendado de compuestos volátiles.

Por ello, OCU y las organizaciones belga, italiana y portuguesa han presentado los resultados a la Comisión Europea reclamando una legislación que fije un límite de emisiones y obligue a mostrar en el etiquetado las condiciones de uso y riesgos que pueden suponer estos productos para la salud. Del mismo modo, piden que se controle los aceites e inciensos en el mercado y se retiren aquellos con un nivel de emisiones muy elevado.

Estas son las marcas peor paradas en el análisis de la OCU:

—Aceites de quemar: Aromilandia (Esencia de quemar Mandarina), Gato Preto (Lemon Grass), La Casa de los Aromas (Aceite Ambientador), Radhe Shyam (Esencia de Limón).

—Inciensos: Auroshikha (Incienso de Vainilla), Gato Preto (Café Ole Variety Pack), Stya Sai Baba Nag Champa (Agarbatti y Dhoop Cones) y Scented Garden (Incense Musk).

—Las velas perfumadas son las más aceptables por la OCU, aunque la gran mayoría suspende en partículas finas. Entre las mejores: Rituals (Hammam Secret Eucayptus&Rosemary), Spaas (Apple Cinnamon), Gato Preto (Candle BW403C-95 Cinza), Glade by Brise (Relax Zen) y By Table (Vela decorativa).