Última Hora Felipe Reyes confirma que se retira de la selección española de Baloncesto

Familia - Vida sana

Algunos ambientadores de quemar e inciensos son tan nocivos como el tabaco

Un estudio de la OCU denuncia que emiten altas dosis de benceno. Sólo se pueden utilizar velas de vez en cuando

Algunos ambientadores de quemar, aceites e inciensos para perfumar o aromatizar estancias y salas son tan nocivos como el tabaco. Esta es la principal conclusión de un análisis que ha elaborado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre 22 productos de este tipo, de uso doméstico, que para difundir el aroma necesitan calor de manera directa o indirecta (velas perfumadas, aceites de quemar e inciensos). La OCU prentendía comprobar qué tipo de sustancias emiten al aire que se respira estos preparados. Y los resultados no son nada buenos: muchos ambientadores empeoran la calidad del aire. La prueba se realizó de forma coordinada con las organizaciones de consumidores en Bélgica, Italia y Portugal y se publica en la revista OCU-Salud del mes de octubre.

Los ambientadores analizados se asocian al bienestar y la relajación, y, cada vez son más utilizados en los hogares. Pero no producen efectos beneficios. Por el contrario, algunos de estos productos emiten niveles excesivos de sustancias tóxicas, alergénicas y contaminantes.

Emiten sustancias alergénicas y otras nocivas como el benceno y el formaldehídoEl análisis afirmar que algunos de estos productos empeoran la calidad de ambiente, haciéndola incluso comparable, en términos de toxicidad y riesgos para la salud, al ambiente de una sala de fumadores muy cargada. De los ambientadores analizados, OCU sólo aprueba las velas.Aceites e inciensos suspenden por emitir demasiadas partículas finas respirables, compuestos orgánicos volátiles, sustancias alergénicas y compuestos especialmente dañinos como el benceno y el formaldehído. A la Organización le llama especialmente la atención la alta emisión de benceno en los conos de Satya Sai Baba. Estos emiten 490 microgramos de benceno por metro cúbico, frente a los 60 de un cigarrillo. Las varitas de la misma marca dispersan más de 3.000 microgramos de partículas finas por metro cúbico. Y el aceite limón de La Casa de los Aromas multiplica por 125 el límite recomendado de compuestos volátiles.

Por ello, OCU y las organizaciones belga, italiana y portuguesa han presentado los resultados a la Comisión Europea reclamando una legislación que fije un límite de emisiones y obligue a mostrar en el etiquetado las condiciones de uso y riesgos que pueden suponer estos productos para la salud. Del mismo modo, piden que se controle los aceites e inciensos en el mercado y se retiren aquellos con un nivel de emisiones muy elevado.

Estas son las marcas peor paradas en el análisis de la OCU:

—Aceites de quemar: Aromilandia (Esencia de quemar Mandarina), Gato Preto (Lemon Grass), La Casa de los Aromas (Aceite Ambientador), Radhe Shyam (Esencia de Limón).

—Inciensos: Auroshikha (Incienso de Vainilla), Gato Preto (Café Ole Variety Pack), Stya Sai Baba Nag Champa (Agarbatti y Dhoop Cones) y Scented Garden (Incense Musk).

—Las velas perfumadas son las más aceptables por la OCU, aunque la gran mayoría suspende en partículas finas. Entre las mejores: Rituals (Hammam Secret Eucayptus&Rosemary), Spaas (Apple Cinnamon), Gato Preto (Candle BW403C-95 Cinza), Glade by Brise (Relax Zen) y By Table (Vela decorativa).

Toda la actualidad en portada

comentarios