Terapia de pareja para mejorar las relaciones sexuales
Fotograma de la serie «Cuestión de sexo» - abc.es

Terapia de pareja para mejorar las relaciones sexuales

Hablar y sobre todo escuchar o ponerse uno en el lugar del otro puede hacer que las relaciones de pareja sean mucho más placenteras

Actualizado:

Si no hay confianza entre los miembros de la pareja, muchos problemas se harán irresolubles en la vida en común. La desconfianza puede provocar actitudes humillantes o contribuir a fomentar una imagen negativa, por lo que la comunicación y el compromiso son dos pilares importantes para la larga vida de la pareja.

Y la vida en pareja incluye el sexo. Aunque en muchas ocasiones, si preguntamos a familiares o amigos con más años de experiencia en su vida en pareja, nos aseguran que «después de los primeros años las relaciones sexuales ya no vuelven a ser iguales», ni por su frecuencia ni por resultar igualmente satisfactorias, los psicólogos aseguran que existen unas cuantas técnicas capaces de hacernos recuperar «los buenos tiempos».

Según Alba Hernáiz, una de las técnicas es la «terapia de parejas», que desde un enfoque conductual nos leva a trabajar «mediante modelado, role-playing, ensayos conductuales, instrucciones, tareas, etc., abordando a lo largo de todo el proceso las cogniciones de la pareja y su reestructuración».

La terapia de parejas puede ayudar a que dos personas fortalezcan su relación y atraviesen situaciones difíciles. Además, discutir a través de terapia, juegos y ejercicios puede ser útil para promover la comunicación significativa sin la necesidad de tener que discutir. Las parejas pueden practicar juegos y ejercicios durante las sesiones de terapia o en casa, entre cada sesión.

Na intervención mediane «terapia de pareja » cuenta, según la psicóloga Alba Hernáiz, con una fase conceptual y otra de experimentación. En la primera de ellas se hace ver que la conducta de un miembro de la pareja es interdependiente de la del otro, y por lo tanto « uno es responsable del comportamiento del otro. De este modo, ambos componentes de la pareja son terapeutas o enseñantes del otro». . Igualmente, es de suma importancia «la implicación de ambos en el cumplimiento de las tareas planificadas. Y como requisito, es necesario una doble responsabilidad, la de observar el comportamiento propio y el del otro, y la de delimitar los objetivos de cambio y negociación».

En la segunda fase, la de experimentación, se entra de lleno en conseguir los objetivos con los que queremos conseguir una mejora en las relaciones sexuales. Y uno de esos objetivos es el de «comunicarse y conseguir solucionar los problemas».

En muchas ocasiones, nos dice Alba Hernáoz, es necesario aprenmder «un nuevo vocabulario interpersonal más operativo, que sea congruente, basado en información positiva y atendiendo tanto a la comunicación verbal como no verbal, es decir, cuidar cómo expresamos nuestros sentimientos y peticiones».

En algunas parejas es necesario un «entrenamiento específico en habilidades conversacionales, por la importancia que tiene saber hacer preguntas, dar información gratuita, llevar una conversación cambiando adecuadamente de tema, tomando y cediendo la palabra al otro, y sobre todo, saber escuchar».

También es relevante poseer habilidades de expresión «para transmitir a la pareja los sentimientos positivos y negativos adecuadamente». Y para ello es necesario tener empatía, y en muchas ocasiones «ayuda la inversión o intercambio de papeles para ponernos en el lugar del otro».

Y por último «cómo no, atender al desarrollo de habilidades de resolución de problemas y negociación», definiendo los problemas de forma positiva al empezar, siendo específicos, expresando nuestros sentimientos, admitiendo nuestro papel en el problema, discutiendo el problema una vez, parafraseando al otro para dar señales de que estamos escuchando activamente lo que dice, y evitando adivinar el pensamiento o inferir e interpretar el comportamiento de nuestra pareja, limitémonos a hablar de los hechos observables.

Todo esto hará más fácil llegar a la solución de los problemas sexuales en la pareja porque «si nos centramos en las soluciones, la reciprocidad, el compromiso y en llegar a un acuerdo entre ambos».