Javier urra

Sólo a un 23% de los padres les gustaría pasar más tiempo con su prole

«Muchos padres creen que sus hijos "pasan" de ellos y prefieren la consola. Están equivocados: quieren tiempo juntos»

Actualizado:

El verano es la época por excelencia para estar más tiempo en familia. El 80% de ellas considera que son los meses más divertidos del año. Sin embargo, el estudio sociológico TriNa de la Diversión en Familia apunta que sólo a un 23% de los padres les gustaría pasar más tiempo con sus hijos (especialmente los que tienen entre 6 y 9 años), mientras que el 29% de los progenitores considera que ya pasan tiempo suficiente con sus pequeños.

Según Javier Urra, doctor en Psicología, primer Defensor del Menor y asesor de este estudio, hay muchos padres que «dan por hecho que sus hijos "pasan" de ellos porque prefieren estar con sus amigos, jugar con los videojuegos, etc. Sin embargo, no es verdad».

Asegura que los niños de estas edades necesitan la atención de sus padres. No es lo mismo tenerles al lado que estar con ellos interactuando. «Para estos menores es una gran satisfacción poder compartir con sus progenitores actividades como poner la mesa juntos, leer, salir de excursión, realizar actividades deportivas, competir en juegos de mesa... Hay padres que consideran que el ocio con sus hijos no es significativo. No son conscientes de que estos momentos compartidos ayudan a ambos a conocerse, relacionarse, transmitir valores, sentirse uno más cerca del otro o difuminar conflictos».

De hecho, el estudio mencionado asegura que a más de la mitad de los niños (63%) les gustaría pasar más tiempo con sus padres. Señalan que entre las actividades de ocio que más disfrutan destacan las de ver películas juntos en casa (64%), preparar cenas especiales los viernes por la noche (48%), leer juntos (45%) y colorear o hacer manualidades en familia (35%).

¿Cómo se divierten las familias?

El estudio resume que los planes más divertidos para las familias con hijos de 6 a 12 años son ir a parques de atracciones (89%), ver pelis en casa (88%), ir a la piscina (87%), merendar fuera (86%), ir al cine o a conciertos (85%) e ir al campo de excursión o de acampada (85%).

Los niños y niñas entre 6 y 9 años encuestados se divierte mucho interactuando con animales en zoos o granjas, jugando a la consola o a juegos al aire libre como el escondite; mientras que los más mayores, de 10 a 12 prefieren nadar o bucear, jugar a deportes como tenis, fútbol, voleibol o baloncesto e ir a centros comerciales de paseo o de compras.

Grandes diferencias entre padres e hijos

Visitar museos (73%), ir de compras (68%), o leer juntos (77%) son los planes con los que más se divierten los padres (justo los planes considerados menos divertidos por los hijos).

Mientras, los niños se lo pasan mejor que los padres cenando o merendando por ahí (89%), en la piscina (89%) o yendo a fiestas populares y verbenas (85%) o al zoo o a la granja escuela para disfrutar cerca de animales (85%), o jugando a la consola (85%).

Los juegos de mesa, disfrazarse, cocinar juntos e ir de excursión divierte a padres e hijos por igual, aunque no están entre sus favoritos. Por el contrario, según el estudio, las actividades en las que menos coincide el grado de diversión entre adultos y niños son jugar a la consola, bailar, tocar instrumentos o salir a cenar por ahí, todas ellas actividades que divierten mucho más a niños que a padres.

Los padres reconocen que la última vez que se rieron con sus hijos fue viendo una peli, jugando o contando cuentos.

Entre las diferencias de comportamiento entre padres e hijos destaca que los adultos prefieren ver deportes con sus hijos y los niños practicarlos con sus padres, sobre todo los de 6 a 9 años y las niñas, más que los niños.

Los padres disfrutan más de actividades manuales (57%) y los hijos más de divertirse con dispositivos electrónicos (65%). Madres e hijas disfrutan más de manualidades y padres e hijos optan por consola, la tele o el ordenador o tabletas.

Planes familiares