padres e hijos

Nace una asociación para reconocer a los hijos nacidos por vientre de alquiler

Un total de 180 socios forman en Barcelona la primera asociación nacional para defender la nacionalidad española de los niños nacidos por gestación subrogada

Se ha constituido en Barcelona la Asociación de Padres por la Gestación Subrogada con el fin de velar por el reconocimiento de la nacionalidad española de los niños nacidos por este método. La asociación, de ámbito nacional y que cuenta con más de 180 socios, defenderá la nacionalidad de los niños independientemente del país del que procedan y de que la filiación otorgada por el país de origen sea mediante una sentencia judicial o por una partida de nacimiento con la apostilla de la Haya.

«Nuestra asociación acoge a personas solteras, casadas, de cualquier condición sexual, etnia o religión, entidades sin ánimo de lucro, fundaciones o empresas que compartan nuestra filosofía y objetivos”», explican desde la asociación.

El pasado mes de febrero, el Tribunal Supremo cerró de facto la vía de la inscripción de los niños nacidos por gestación subrogada que viniesen con una sentencia judicial reconociendo a los padres españoles. Esto no afectaba al resto de padres, que tenían procesos similares en países como Ucrania, Rusia o México.

Sin embargo, «aparecieron en la prensa múltiples artículos dando a entender que ningún niño podía ser inscrito y que la solución pasaba por el reconocimiento de las sentencias judiciales, olvidando que la mayor parte de niños vienen con un certificado de nacimiento expedido por el gobierno del país de donde procede el niño, con la apostilla de la Haya, certificado que nuestro país ha de reconocer, dado que ambos países están en la Convención de la Haya», asegura Enric Castillo, fundador de la Asociación de Padres por la Gestación Subrogada.

«Reconocer sólo las sentencias sería tanto como decir que sólo puede hacerse una gestación subrogada en Estados Unidos, ya que los otros países no expiden sentencia a fecha de hoy», añade Castillo.

Esta situación que denuncia la asociación dejaría en la cuneta a cientos de niños, tantos o más que los provenientes de Estados Unidos, sin filiación ni nacionalidad. La Asociación de Padres por la Gestación Subrogada defiende que se ha de solucionar definitivamente el problema de la inscripción de los niños, independientemente del documento de filiación con el que vengan, siempre que sea de un país donde sea lícito realizar dicho proceso.

Toda la actualidad en portada

comentarios