Recursos para combatir el «ciberbullying» en las aulas

Recursos para combatir el «ciberbullying» en las aulas

Actualizado:

Los adolescentes de hoy están conectados con todo y en todo momento. Más bien, hiperconectados a dispositivos digitales las 24 horas del día, los siete días de la semana. Uno de cada tres ni siquiera apaga su móvil para dormir.

Las nuevas tecnologías no sólo pueden conllevar ese enganche, a veces adicción. Existe otros riesgos: el 40% de los chicos reconoce que ha estado implicado en un entorno de «ciberbullying», ya sea como víctima (2,5% lo ha sufrido), agresor, observador o difusor. El «grooming» (el acoso de un adulto a un menor con fines sexuales) todavía no es demasiado conocido, pero cada día se van detectando más casos de chavales que lo sufren. Un 2,1% de padres y un 1,3% de los hijos reconoce que los menores han estado expuestos a situaciones identificadas como acoso sexual en la red.

El acceso a contenidos inadecuados (sexo, violencia, web con consejos sobre trastornos alimentacios como la anorexia, bulimia...) y los peligros de difundir imágenes y datos íntimos y privados son los otros puntos flacos de los adolescentes a la hora de consumir internet. Para ayudarles a afrontar con seguridad esos escenarios digitales, se acaba de presentar la guía «Ciberbullying: prevenir y actuar» (editada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid), un manual de recursos, pautas, propuestas... para que profesores, orientadores, piscólogos educativos... trabajen en el aula con sus alumnos.

El contenido

Se trata de toda una serie de recomendaciones y propuestas de su autor el psicólogo educativo José Antonio Luengo, que plantea cómo detectar casos de «ciberbullying» en el colegio, pautas para valorar cada caso, cómo atajar la situación, cómo sensibilizar a los chicos...

Incluso se exponen iniciativas que pueden llevar a cabo los propios alumnos, trabajando la educación en valores. Por ejemplo, existe el programa gratuito «Alumnos Ayudantes en TIC», en el que han participado cerca de 130 alumnos de diferentes centros educativos de la Comunidad de Madrid. En este caso los más mayores, los adolescentes, se han formado para transmitir a estudiantes de Primaria la importancia de controlar lo que se dice de uno mismo en internet y en las redes sociales o de respetar a los demás y a sí mismos, no publicando fotos de otros sin su permiso ni de uno mismo.