Un centro de ocio enseña a los niños a luchar contra la obesidad desde la cocina
Ocio saludable

Un centro de ocio enseña a los niños a luchar contra la obesidad desde la cocina

A través de talleres y actividades lúdicas acercan a los más pequeños y adolescentes el mundo de los alimentos

Actualizado:

El incremento de sobrepeso y la obesidad infantil en los últimos años ha creado una alarma social importante. El 21,3% de los niños tiene sobrepeso, y el 7,2%, obesidad, porcentajes superiores a la media europea. Desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se trabaja en la adopción de medidas específicas dirigidas a frenar este crecimiento, pero las familias, desde su ámbito propio de actuación, tienen que se conscientes de la necesidad de que sus hijos reciban un alimentación equilibrada.

Fun’n Food es una pequeña empresa que nació en 2011 en la localidad madrileña de Las Rozas con el objetivo de inculcar hábitos saludables en la alimentación de los niños a través de actividades lúdicas.

«Disfrutar de la alimentación aprendiendo» es la filosofía de Fun’n Food, que se centra en la importancia de que, desde edades muy tempranas, los niños reciban una alimentación equilibrada para ayudar a prevenir ciertas enfermedades a medio y largo plazo, y que además debe completarse con la práctica de ejercicio diario.

Esta empresa utiliza como uno de sus pilares para conseguir su compromiso la dieta mediterránea, no sólo como una forma de comer, sino como lo que la propia palabra, «dieta» significa: estilo de vida.

Según explica Sonsoles de Gregorio, directora general y fundadora de este centro lúdico, «a través de talleres de cocina y actividades lúdicas, pretendemos acercar a los niños y adolescentes el mundo de los alimentos que nos proporciona la dieta mediterránea, con el aceite de oliva como eje principal; y a descubrir un mundo de transformación de los alimentos, de manera que conozcan el significado de las propiedades de cada uno y de los beneficios que aportan para la salud».

Mediante la elaboración de los propios platos, los niños y adolescentes se involucran y descubren un mundo nuevo, lleno de sorpresas y emociones.